Público
Público

Urkullu asegura que para los vascos el lehendakari es Ibarretxe

Durante el acto del Aberri Eguna afirmó que son "el líder natural porque así lo quiere la gente en este país"

ÍÑIGO ADURIZ

Una multitudinaria celebración del Aberri Eguna en Bilbao sirvió al PNV de desagravio tras su previsible pérdida del poder en Euskadi de cara a los próximos cuatro años. No obstante, sus simpatizantes no parecen haberlo asumido todavía. El aún lehendakari, Juan José Ibarretxe, fue recibido entre vítores y aplausos y al grito de "ari, ari, ari, Ibarretxe lehendakari" y su discurso pareció satisfacer a su público.

Las palabras de Ibarretxe no fueron las de un presidente autonómico cuyo partido, tras 29 años al frente de un Gobierno, se ve obligado a abandonarlo. El todavía lehendakari cree que el PNV sigue siendo "el líder" de Euskadi, porque "ha hecho las cosas con dignidad" administrando unas "instituciones mejor gestionadas que en España".

Por su parte, Ibarretxe transmitió un mensaje claro frente al terrorismo, porque, según apuntó, "nadie ha hecho más daño al pueblo vasco que la violencia de ETA". "Por una patria se puede morir pero no matar", advirtió a los terroristas, que difundieron ayer un comunicado amenazando al nuevo Ejecutivo de Vitoria.

Al igual que el lehendakari, el presidente del PNV, Iñigo Urkullu, reafirmó su compromiso con el avance del autogobierno con la "voluntad como elemento supremo de la soberanía". "No vamos a permitir ningún retroceso", advirtió.

Ambos líderes criticaron el pacto de PSE y PP para la investidura de Patxi López como lehendakari. Para Urkullu, el "lehendakari de Euskadi" es Ibarretxe porque "así lo ha decidido la ciudadanía vasca". El presidente del PNV aseguró, en referencia al acuerdo entre PP y PSOE , que "ahora van a gobernar Euskadi para quienes este país es algo secundario". A su juicio, en el caso de que socialistas y conservadores formen Gobierno, será un Ejecutivo "que nace del frentismo pactado por Rajoy y Zapatero". "Estamos ante la Zarzuela española dictada por Madrid y cocinada aquí por Patxi López y Antonio Basagoiti", concluyó.

En esta línea, Ibarretxe reconoció la legitimidad del pacto de los partidos constitucionalistas pero consideró que ese acuerdo "sólo busca quitar del medio" al PNV. Para concluir, criticó a los medios de comunicación, que realizan "un ejercicio de cinismo convirtiendo en ganadores a los que han perdido y en perdedores a los que han ganado".

El del PNV no fue el único acto. Los demás partidos nacionalistas volvieron a los escenarios habituales. Eusko Alkartasuna celebró su acto en Gernika, y el Foro de Debate Nacional convocó a una marcha entre Irún y Hendaia respaldada por la propia EA, la izquierda abertzale, Aralar y los sindicatos LAB y EHNE. Antes de comenzar la ruta, la representante del Foro, Maite Aristegi, destacó que la iniciativa simbolizaba cómo los abertzales van a "superar la partición que se ha impuesto a Euskal Herria" y reflejaba que "algo une" a todos los nacionalistas, "el amor a Euskal Herria".

Más noticias de Política y Sociedad