Público
Público

Usuarios de Air Comet dan datos de que no paró la venta

La asociación CEACCU, que la acusa de estafa, comprueba uno a uno los billetes

SUSANA R. ARENES

La investigación iniciada por la Fiscalía de la Audiencia Nacional para dilucidar si Air Comet cometió estafa en la venta de billetes agrava los problemas del grupo turístico y de transporte que comparten el presidente de la CEOE, Gerardo Díaz Ferrán y su socio, Gonzalo Pascual. Las asociaciones de consumidores que lo han denunciado tienen datos de que la aerolínea siguió vendiendo vuelos después del viernes 18 de diciembre, el día en que recibió la sentencia de un tribunal británico que le obligaba a paralizar su actividad. La empresa dio a conocer su cierre tres días después, el 21 de diciembre.

La Confederación Española de Organizaciónes de Amas de Casa, Consumidores y Usuarios (CEACCU) impulsora de la denuncia que también respaldan las asociaciones OCU, Unae, Facua, Fuci, AUC, Asgeco y Cecu ha recibido datos de pasajeros afectados que compraron el billete "en fechas posteriores al día 18 de diciembre", según explicó a este diario una portavoz. Ahora, la asociación está comprobando uno a uno los datos de cada pasaje, llamando a sus compradores para ratificar que la fecha que comunicaron es la del día de la compra del vuelo.

CEACCU tiene una lista de unos 400 pasajeros afectados que compraron antes del 19 de diciembre, el día después de que Air Comet recibiera la sentencia a la que Díaz Ferrán culpó, en gran parte, del cierre de la aerolínea porque obligaba a parar cinco aviones por los que la aerolínea debía 17 millones al banco alemán Nordbank. Pero, además, en los formularios que CEACCU ha ido recibiendo de los clientes de la compañía aparecen datos que pueden comprometer a la empresa y darle al fiscal más material para continuar con sus pesquisas sobre si hubo estafa.

CEACCU tiene una lista de unos 400 pasajeros afectados que compraron antes del 19 de diciembre,

En el recurso que CEACCU presentó el 15 de enero ante la Audiencia Nacional contra el rechazo del juez Santiago Pedraz a admitir el caso, señalaba que hay "indicios fundados" de que Air Comet continuó vendiendo billetes pese a que "ya tendría pleno conocimiento" de su situación de insolvencia y de que no podría cum-plir con el servicio vendido.

Como Pedraz volvió a inadmitir el caso, CEACCU recurrió de nuevo el viernes y, además, ese día presentó otro recurso ante la Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional para que esta inste al juez a investigar la causa. El mismo viernes, la Fiscalía de la Audiencia decidió abrir sus propias diligencias de investigación al considerar que de la denuncia de las asociaciones de usuarios "se desprenden con meridiana claridad hechos de apariencia delictiva".

Las organizaciones de consumidores tienen pruebas de que, al menos hasta el 19 de diciembre, un día después de la sentencia, Air Comet no paró sus ventas. De hecho, según declaró el propio Díaz Ferrán a Público el pasado 11 de enero, la venta de billetes se cerró el sábado 19 de diciembre, "inmediatamente" después de que el bufete contratado, Uría, confirmó "a primera hora" que la sentencia del juez británico "era de obligado cumplimiento". La aerolínea insiste en que cesó su actividad por la decisión judicial de Londres "contra su voluntad".

La Sala de lo Penal resolverá el recurso presentado por CEACCU en el que pide que se obligue al juez Pedraz a investigar a Díaz Ferrán por Air Comet en unas dos semanas, según calcula la asociación denunciante. En cualquier caso, el fiscal de la Audiencia Nacional Daniel Campos seguirá investigando si la aerolínea del presidente y de uno de los vicepresidentes de la CEOE pudo cometer delitos de estafa, apropiación indebida e insolvencia punible.Según los denunciantes, hechos como los impagos de Air Comet a sus trabajadores, a la Asociación de Transporte Aérea Internacional (IATA) y otros reflejan que la empresa sabía que no iba a poder cumplir con los vuelos comprometidos.
Más de 7.000 viajeros, la mayoría latinoamericanos con pocos recursos, se quedaron en tierra en plena Navidad por el cierre de Air Comet. Más de 4.200 lograron volar por el dispositivo que montó el Ministerio de Fomento, pero quedan muchos afectados.

Más noticias