Público
Público

"Los usuarios son un laboratorio para el futuro de la televisión"

José María Álvarez, Catedrático de Comunicación Audiovisual, coordina el libro ‘La televisión etiquetada: nuevas audiencias, nuevos negocios’

REBECA FERNÁNDEZ

Internet está modificando la forma de ver la televisión, así como el rol pasivo que antiguamente se asignaba a los espectadores. El libro La televisión etiquetada: nuevas audiencias, nuevos negocios (Fundación Telefónica) analiza la influencia de la red y el salto que ha dado la pequeña pantalla de ser un medio "que se dirigía a una masa interclasista con una programación homogénea", hasta generar la idea de que el espectador podía hacer "su propia dieta mediática". El coordinador de este libro y catedrático de Comunicación Audiovisual de la Universidad Rey Juan Carlos, José María Álvarez Monzoncillo, considera que la última transformación de la televisión viene de la mano de las redes sociales, que permiten a los usuarios recomendar programas.

En este libro apunta que estamos en la antesala de la "era del tag". ¿Cuáles son sus características?

«Los jóvenes quieren participar, votar y distribuir contenidos»

Los jóvenes quieren votar, participar y distribuir contenidos en internet, y opinan sobre ellos. Lo que hacen es etiquetarlos y el tag no es más que esa etiqueta. La soñada interactividad del pasado se ha convertido en este momento en participación en las redes sociales.

¿Esta tendencia provocará que el consumo sea cada vez más individualizado?

Sí. Si tú te vas a fiar de las recomendaciones de tus amigos, el resultado será una televisión que se une en torno a grupos. Pero habrá que esperar porque hay televisión generalista para rato, ya que tendrá una presencia importante para contenidos de interés general. La televisión de pago seguirá manteniendo la producción audiovisual y esto se complementará con el consumo que hacen los jóvenes sobre la base de las recomendaciones en la red. La televisión no va a morir, lo más probable es que internet vaya a la televisión y no la televisión a la red.

«Lo más probable es que internet vaya a la televisión y no al revés»

¿Por qué?

Antes pensábamos que los espectadores íbamos a ir al ordenador a ver películas y programas. La tendencia actual es al revés, porque todas las pantallas nuevas tienen acceso a internet. Podemos entrar en el gran almacén de contenidos y verlos directamente en el televisor.

También señala que los espectadores pueden hacer un nuevo medio de comunicación. ¿Cómo?

Hay una mezcla entre las recomendaciones que hacen los usuarios y los contenidos que ellos mismos generan que puede hacer que aparezca un nuevo medio en la red. Hay una potencialidad tremenda.

¿Son un verdadero laboratorio para el futuro de la televisión?

Sí, porque se puede seguir qué hace y qué le gusta a la gente. Hasta ahora, en la red los usuarios han sido más innovadores que las empresas.

Teniendo en cuenta la posición activa de los usuarios, ¿qué pueden hacer los grandes generadores de contenidos para mantenerse como referentes?

Las empresas tienen que entender que estamos ante un gran cambio. Internet no es un sitio más donde pueden distribuir contenidos. Para hacer negocios en la red hay que colaborar con la gente.