Público
Público

Varias bombas causan 33 muertos en un estado del norte de India

Reuters

Once bombas que estallaron el jueves consecutivamente en la principal ciudad del convulso estado de Assam, en el norte de India, y en otras tres ciudades dejaron al menos 33 muertos, dijo la policía.

Una de las bombas tuvo como objetivo una zona de alta seguridad que alberga un tribunal jurídico, así como las oficinas y las viviendas de responsables policiales de alto rango. Sin embargo, la mayoría de las explosiones ocurrieron en mercados muy concurridos, donde decenas de personas resultaron heridas.

Los canales de televisión mostraron personas tiradas en la calle, con sus ropas manchadas de sangre. Algunos de los heridos que podían caminar fueron conducidos a ambulancias.

"Según las cifras iniciales, 33 personas han muertos y 200 resultado heridas en once explosiones", dijo un oficial de policía a Reuters.

Hasta el momento nadie se ha atribuido la responsabilidad.

Assam ha sido un foco de insurgencia separatista durante décadas. El mes pasado, se registraron enfrentamientos entre tribus indígenas y colonos musulmanes que dejaron al menos 47 muertos.

Singh dijo que dos de las bombas en Guwahati estaban escondidas en motocicletas.

"El impacto de las detonaciones fue tan fuerte (que) un autobús lleno de gente quedó medio calcinado, sacamos muchos heridos y los enviamos a un hospital", dijo Pankaj Goswami, un testigo de una de las explosiones ocurridas en Guwahati.

La televisión local informó de que se había impuesto el toque de queda en Guwahati después de que una multitud atacara a la policía e incendiara automóviles en protesta por las explosiones. La policía disparó al aire para dispersarlos.

En octubre, al menos dos personas murieron y 100 resultaron heridas en cuatro explosiones que según la policía llevaron a cabo grupos musulmanes combatientes con base en la vecina Bangladesh.

Sin embargo, el separatista Frente Unido de Liberación de Asom (ULFA, por sus siglas en inglés), que lucha por una patria independiente para los más de 26 millones de habitantes del estado, a menudo es sospechosa de estar detrás de ataques de esta naturaleza.

India ha sufrido una oleada de atentados con bomba en los últimos meses, dejando más de 125 muertos. La policía ha responsabilizado de la mayoría de esos ataques a extremistas musulmanes, aunque también han sido arrestados insurgentes hindúes.

Fronteriza con China, Myanmar, Bangladesh y Bután, el noreste de India alberga más de 200 tribus y ha sido escenario de revueltas separatistas desde que India se independizó de Reino Unido en en 1947.

Más noticias de Política y Sociedad