Público
Público

Varios heridos leves por un coche bomba en Pamplona

Reuters

Un coche bomba ha explotado sin aviso previo en un aparcamiento de la Universidad de Navarra, en Pamplona, dejando varios heridos leves y numerosos daños materiales, informaron fuentes oficiales y del centro universitario de la comunidad foral.

En el momento de la explosión, que tuvo lugar a las 10:58 de la mañana, los alumnos se encontraban en clase y el personal docente de la universidad estaba trabajando, según declaró el portavoz de prensa de la universidad, Jesús Díaz.

Díaz aseguró que no hubo ningún aviso previo del atentado, que ocurrió cerca del edificio central de la universidad, aunque la Cadena SER informó de que se está rastreando una llamada que se habría producido una hora antes de la explosión.

"En principio se ha producido algún herido leve. En los centros públicos sanitarios (...) sí que se ha producido algún ingreso con carácter leve por heridas, cortes de cristales y alguna cosa de estas características", dijo el portavoz del Gobierno de Navarra, Alberto Catalán, a la SER.

"Es un poco prematuro, la incertidumbre nos debe llevar a ser prudentes", agregó acerca de los heridos.

Fuentes sanitarias de Navarra citadas por RNE informaron de que había 17 heridos leves.

Testigos presentes en el lugar declararon que tras la explosión se elevaba una columna densa de humo negro y que había numerosos vehículos afectados por el fuego.

La Universidad de Navarra ha sido objetivo de ETA en varias ocasiones.

"Se vuelve a demostrar que la banda terrorista ETA actúa cuando puede e incluso también cuando se le deja", agregó Catalán, que condenó el acto y expresó su solidaridad con la universidad.

El ministro del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, informó el martes de la detención de cuatro presuntos miembros de ETA que formaban un comando que estaba preparado para atentar en la comunidad foral.

En la operación se localizaron dos revólveres, munición, material para la preparación de bombas y abundante documentación.

Dos de los presuntos etarras, Xavier Rey y Aurken Sola, fueron detenidos en Pamplona, y los cuatro son naturales de la capital navarra.

La madrugada del viernes al sábado estalló un artefacto en la estación de tren de la localidad vizcaína de Berriz, aunque no aún está claro si fue obra de ETA o de la violencia callejera.

Más noticias de Política y Sociedad