Público
Público

De la Vega anuncia un Plan de Acción un para dar más eficacia a la Cooperación española

Fijará las líneas maestras de la ayuda al desarrollo y que buscará que ésta sea más eficaz y fructífera

EFE

La vicepresidenta primera del Gobierno español, María Teresa Fernández de la Vega, ha anunciado la aprobación antes de fin de año de un Plan de Acción de la Cooperación Española que fijará las líneas maestras de la ayuda al desarrollo y que buscará que ésta sea más eficaz y fructífera.

Fernández de la Vega hizo este anuncio en la inauguración del seminario de coordinadores generales de cooperación en América Latina, que se celebró en Cartagena de Indias y que supuso el cierre de la gira que ha realizado por Costa Rica, Brasil, Paraguay y Colombia.

Acompañada de los secretarios de Estado españoles de Cooperación, Soraya Rodríguez, y para Iberoamérica, Juan Pablo de Laiglesia, la vicepresidenta consideró que en un momento de crisis es más necesaria que nunca la ayuda a otros países.

Una idea que suscribió plenamente Rodríguez al recalcar en su intervención que, ante la crisis, "no hay que dar ni un paso atrás en el compromiso presupuestario" destinado a esta ayuda.

La vicepresidenta expresó a los responsables de la cooperación española el reconocimiento a su labor.

Tras recordar las medidas que ha ido adoptando el Gobierno para favorecer su tarea, como la aprobación del Estatuto del Coopernte, consideró que uno de los principales retos para el futuro será reformar la Agencia Española para la Cooperación Internacional y el Desarrollo (AECID) y, especialmente, abordar su descentralización para impulsar la eficacia de la ayuda española.

Con ese objetivo hizo un anuncio: antes de fin de año el Gobierno presentará un plan de acción de quince medidas en el que se fijarán las líneas fundamentales de la cooperación española.

Un plan que explicó que dará un mayor peso a la estructura exterior, determinará las competencias de las unidades, establecerá la puesta en marcha de un sistema de seguimiento y evaluación, y determinará convenios de trabajo con las Comunidades Autónomas y entes locales.

Asimismo, decidirá la implantación de un sistema integrado de información y la activación de un plan de comunicación.

"Un plan de acción que nos permitirá ser más eficaces cuando más se necesita y para quienes más lo necesitan", sentenció.

A renglón seguido, enunció los grandes ejes de la cooperación española: trabajo sobre el terreno, aumento de la capacidad de reacción de las oficinas técnicas, protagonismo de la ciudadanía, fortalecimiento institucional, racionalización y concentración de recursos para obtener mayor rendimiento.

Unas líneas maestras que resumió en la consecución de una cooperación más eficaz y fructífera.

La vicepresidenta insistió en que la situación en la que pueden quedar muchas personas debido a la crisis económica hace "más necesario que nunca hacer más" en cooperación.

"Todos, tanto los gobiernos como las organizaciones no gubernamentales, como los ciudadanos y los cooperantes vamos a tener que redoblar esfuerzos y hacerlo a todos los niveles", recalcó.

Pero más allá de la respuesta concertada de forma internacional, destacó la importancia de la responsabilidad como donantes, momento en el que recordó que en los últimos cinco años la cooperación española en Latinoamérica ha experimentado una profunda transformación tanto en cantidad como en calidad de la ayuda.

En concreto, recordó que la AECID ha pasado de gestionar 119 millones de euros en 2004 a más de 250 en 2008, lo que representa que España es el segundo donante en América Latina y que el 42% de la ayuda española al desarrollo se dirige a esta región.

Más noticias de Política y Sociedad