Público
Público

Una veintena de partidos nepalíes se ponen de acuerdo para gobernar al margen de los maoístas

EFE

Más de veinte partidos del arco parlamentario nepalí acordaron hoy sumar sus fuerzas para formar Gobierno al margen de los maoístas, primera fuerza del país y apartada del poder tras la crisis política que se desató hace dos semanas.

El secretario del Partido Marxista-Leninista de Nepal, Shankar Pokhrel, explicó a Efe que su formación, la segunda más importante de la República del Himalaya, ha conseguido el apoyo de otros 21 partidos para encabezar un nuevo Ejecutivo.

Entre todos suman 350 escaños, muy por encima de la mayoría de 301 diputados necesaria para gobernar.

"Hemos entregado las firmas de más de 340 diputados al presidente de la Asamblea (Constituyente) para facilitar la formación de un nuevo Gobierno", aseguró Pokhrel.

Los legisladores de un pequeño grupo que se ha comprometido a apoyar al nuevo Gobierno se han negado a presentar sus firmas al presidente de la cámara, aclaró Pokhrel.

Las firmas son un gesto simbólico y no estipulado en el proceso legal de formación de un nuevo Ejecutivo que los partidos han usado para escenificar su compromiso.

Hoy el Partido Marxista-Leninista, que ha conversado con todas las fuerzas parlamentarias -incluidos los maoístas- llegó a un acuerdo con el Foro Madheshi, cuarta fuerza del país que representa a la principal minoría del sur, para que le preste apoyo.

Presumiblemente, el nuevo primer ministro será el líder de los leninistas, Madhav Kumar Nepal, de 58 años, aunque aún no hay fecha prevista para la formación de Gobierno.

Kumar Nepal dimitió como secretario general de los leninistas tras los resultados de las elecciones de 2008, en los que se impuso el Partido Maoísta con 238 escaños.

Durante las últimas semanas los maoístas han obstruido la actividad parlamentaria con protestas contra el presidente nepalí, Ram Baran Yadav.

El jefe de Estado revocó hace dos semanas la orden del entonces primer ministro, el maoísta Pushpa Kamal Dahal, alias Prachanda, de destituir al jefe del Ejército, el general Rookmangud Katawal.

Prachanda presentó entonces su dimisión y acusó a Yadav de haber actuado de forma "inconstitucional y antidemocrática".

Se pusieron en marcha después negociaciones para formar un nuevo Ejecutivo y finalmente 22 de los 25 partidos de la Cámara nepalí han acordado gobernar juntos y dar la espalda a los maoístas, una semana después de que venciera el plazo dado por el presidente para establecer un nuevo Gobierno.

El reclutamiento de miles de soldados por las Fuerzas Armadas (el antiguo Ejército Real) abrió un contencioso entre Prachanda y Katawal.

El antiguo líder guerrillero consideró el reclutamiento una violación del acuerdo de paz de 2006, firmado entre el Gobierno y los maoístas tras diez años de guerra.

Más noticias de Política y Sociedad