Público
Público

Velocidad punta: 12,5 orgasmos por hora

Una británica con síndrome de excitación sexual permanente asegura tener esa cantidad de orgasmos al día

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Michelle Thompson ha encontrado quien le escuche. También en la cama. Esta británica de 43 años tiene síndrome de excitación sexual permanente, lo que la lleva a tener 300 orgasmos diarios. Sus parejas no aguantaban el ritmo ante la necesidad sexual continua que tiene. Hasta que llegó Andrew Carr, el hombre que ha cambiado su vida... ¿para siempre?

'Andrew ha cambiado mi vida. Ya no seguiré buscando una cura para mis orgasmos', dice Michelle en News of the World. En realidad, el hombre de sus sueños no estaba muy lejos de casa, era su vecino. El síndrome que padece Michelle le hace tener orgasmos a todas horas del día y también aumenta su apetito sexual.

Lo que a primera vista puede parecer un chollo le ha causado muchos problemas en su vida diaria.  Por ejemplo, tuvo que dejar su trabajo en una fábrica de galletas porque las máquinas no le dejaban parar. Su vida amorosa tampoco era un camino de rosas. Según cuenta al diario, su primer novio le dejó a los pocos meses porque era incapaz de seguir su ritmo. Con el paso de los años, ninguno de los hombres en la vida de Michelle pudo aguantar.

El que más tiempo pasó a su lado, cinco años, terminó agotado según ella. 'Cuando rompimos estaba eacabado, lo dejó como un hombre derotado'. Después de aquello, la mujer empezó a buscar citas por Internet, pero cuando le comentaba a sus compañeros su problema, todos la dejaban. 'Sé que soy una mujer afortunada por tener tantos orgasmos, pero aquello casi arruina mi vida'.

En mayo conocio a Andrew, que trabaja como limpiador en una empresa. 'Pensé que se iba a cansar de mí pero cuando le conté mi problema se rió y dijo que él me cansaría a mi primero'.

Parece que funciona, aunque ninguno de los dos se cansa de momento. 'Yo lo veo como una cosa natural', dicen en el vídeo que acompaña al reportaje. Los dos lo hacen. 'Podría estar 24 horas al día teniendo sexo y él también. A menudo voy corriendo por toda la calle hasta su casa para acostarnos. Tenemos sexo al menos 10 veces al día'.

Más noticias en Política y Sociedad