Público
Público

"Vamos a ver qué hacen los extremistas"

Miami aplaude los cambios de Obama pero se espera el fin del embargo

LISSETTE BUSTAMANTE

Hugo Cancio, presidente de Fuego Entertainment, una compañía que se encarga de promover la cultura cubana en Florida está de fiesta. "Hace mucho que espero esta noticia; limitar nuestro contacto con la familia no era sólo una violación de nuestros derechos sino un abuso. Por primera vez en casi 50 años, tenemos algo que celebrar".

Pero otros cubanos son menos entusiastas. "La gente ya viaja cada vez que quiere. Esto es una formalidad pero lo que hace falta es que levanten el embargo para que llegue a Cuba un aguacero de dólares", dice Sonia. Este deseo se repite cada vez con más fuerza: "La política de confrontación no dio resultado. Obama, su gente y los cubanos de corazón, quieren un cambio. Ya es hora de hablar alto y claro para que el mundo sepa que en Miami no sólo están los dinosaurios del exilio", indica Carlos.

En varios puntos de venta de café de la calle 8 de Miami los comentarios no sólo se refieren a los viajes. Insisten en la necesidad de ampliar la venta de alimentos, materiales de construcción y comunicaciones. "¡Oye chica, que esto de llamar a Cuba es un robo; ¡cada minuto cuesta un dólar! Vamos a ver qué hacen y dicen los extremistas del exilio".

"Change" y "Yes, we can", se han convertido en consignas que la mayoría de los cubanos repiten una y otra vez. Marha insiste en que los congresistas y senadores cubano-americanos defienden sus intereses y las buenas tajadas de beneficios que han obtenido en todos estos años. "Cuba ha sido un magnífico negocio para unos pocos y ahora lo será para todos", cree Marha.

Hay entusiasmo en Miami, aunque se espera más de la próxima Cumbre de las Américas. Toda América Latina presiona a Obama. Y en Florida, el Partido Republicano busca formas para regular las operaciones de las agencias de viajes a Cuba. Dicen que les saldrá el tiro por la culata.

 

Más noticias de Política y Sociedad