Público
Público

El estado de Vermont, EEUU, permite el matrimonio homosexual

Reuters

Vermont legalizó el martes el matrimonio homosexual después de que los legisladores invalidaran un veto del gobernador por un pequeño margen, convirtiendo al estado en el cuarto de Estados Unidos en donde los homosexuales pueden casarse.

La votación, nueve años después de que Vermont se convirtiera en el primer estado estadounidense en adoptar una ley de uniones civiles entre personas del mismo sexo, también convierte al pequeño estado de 624.000 personas en el primero de la nación en donde los legisladores -en vez de las cortes- aprueban una ley de matrimonio homosexual.

"Hemos demostrado que la verdad y la imparcialidad y la justicia y el amor son más poderosos que el veto escrito de un hombre", expresó la defensora de los matrimonios entre personas del mismo sexo Beth Robinson a sus partidarios en la capital.

Robinson realizó los comentarios en Montpelier, después de que la Cámara de Representantes de Vermont aprobara el proyecto de ley por 100 votos a favor y 49 en contra.

Conocida por su pintoresco follaje otoñal, azúcar de arce y hostales de estilo colonial, Vermont se une a sus vecinos de la región de Nueva Inglaterra, Connecticut y Massachusetts, al permitir que las parejas de homosexuales se casen.

Iowa legalizó el matrimonio homosexual la semana pasada.

Los legisladores del vecino New Hampshire y Maine también están considerando proyectos de ley para permitir el matrimonio homosexual, colocando a Nueva Inglaterra en el corazón del debate nacional sobre el tema.

Washington D.C. también amplió el martes nuevos derechos a parejas homosexuales con una votación unánime por parte del consejo de la ciudad para reconocer a matrimonios del mismo sexo contraídos fuera del distrito.

Algunos legisladores de la ciudad alabaron la maniobra como un preludio para matrimonios entre personas del mismo sexo en la capital estadounidense.

INVALIDA EL VETO DE GOBERNADOR

El proyecto de Vermont, que se convertirá en ley el 1 de septiembre, parecía peligrar después de la votación del jueves en la Cámara de Representantes, controlada por demócratas, en la cual faltaron cinco votos para lograr el apoyo necesario que eliminaría la amenaza de veto del gobernador republicano, Jim Douglas.

El gobernador vetó el proyecto el lunes instando a los legisladores a centrarse, en vez de en eso, en la economía. Sus partidarios necesitaban dos tercios de los votos en cada cámara para superar el veto.

Lo lograron fácilmente en el Senado estatal, que aprobó el proyecto por 23 votos a cinco el martes.

La votación ocurrió sólo cuatro días después de que el Tribunal Supremo de Iowa eliminara una ley que por una década prohibió que se casaran personas del mismo sexo.

California reconoció brevemente los matrimonios homosexuales hasta que los votantes la prohibieron a través de un referéndum el año pasado.

Cuarenta y tres estados estadounidenses tienen leyes explícitas que prohiben ese tipo de matrimonios, incluyendo a 29 que tienen enmiendas constitucionales que restringen el matrimonio a un hombre y una mujer.

Más noticias de Política y Sociedad