Público
Público

El vertido está prácticamente neutralizado aunque podrían aparecer nuevos restos

EFE

El vertido de fuel detectado el pasado martes en la costa valenciana ha sido "prácticamente neutralizado", tras recogerse algo más de cuatro toneladas de residuos, aunque no se descarta que en los próximos días pueda aparecer "algunos pequeños restos".

Así lo han asegurado hoy en rueda de prensa el delegado del Gobierno en la Comunitat Valenciana, Ricardo Peralta, y el Capitán Marítimo, Felipe Cano, quienes en rueda de prensa han informado sobre los trabajos de recogida del fuel detectado en la costa de Valencia.

Al haberse recogido la práctica totalidad el vertido se ha decidido levantar parcialmente el mecanismo marítimo desplegado, por lo que hoy continúan trabajando seis barcos pelícanos y los buques de Salvamento Marítimo Clara Campoamor y Salmar Pollux, así como un helicóptero desde el aire y personal de Tragsa y del Ayuntamiento de Valencia en tierra.

Peralta ha señalado que prácticamente todo el operativo que se había puesto en marcha a raíz del vertido que se detectó el pasado martes ha conseguido "cerrar sus actuaciones con un resultado más que satisfactorio" y ha destacado la colaboración prestada desde las administraciones local y autonómica.

"El vertido ha sido prácticamente retirado en su integridad en el mar sin que, salvo mínimos restos, hayan afectado a las cosas, y sin que se haya visto afectada la normalidad de los ciudadanos", ha asegurado Peralta.

Por su parte, el Capitán Marítimo, Felipe Cano, ha asegurado que se ha conseguido "neutralizar lo que parecía en un principio una amenaza para la costa de Valencia", aunque ha matizado que no se puede descartar que en los próximos días "vuelvan a aparecer restos".

Según Cano, se ha rastreado 30 millas de la costa de Valencia, hasta Sagunto y el Cabo de Cullera, y lo que podría aparecer son los restos de la mancha que hayan quedado semisumergidos o atrapados entre alguna escollera y por efecto del oleaje pudiera ser devuelto otra vez a la playa.

Respecto a la investigación para determinar la responsabilidad del vertido. Peralta ha indicado que no hay novedades, aunque ha explicado que cabe la posibilidad de que tuviera "una cierta antigüedad y que hubiera llegado a nuestras costas por las corrientes".

Según Cano, el culpable del vertido podría asumir una sanción de hasta tres millones de euros, debería hacerse cargo de los gastos ocasionados y si de la investigación se deduce que ha existido voluntad de contaminar sería considerado un delito ecológico, e incluso también podría llegar a ser considerada una infracción penal.

El delegado ha destacado que ante un hecho "imprevisto y clandestino" como éste "hoy estamos en condiciones de responder adecuadamente. Los medios son suficientes y los hechos desvelan la capacidad y la competencia de quienes están al frente de los mismos".

También ha asegurado que lo abordado los días pasados en la costa valenciana "no tiene nada que ver con lo que todo el mundo liga con el 'chapapote'" y ha señalado que la utilización de esta expresión es "profundamente inconveniente y sólo responde a alguien que sólo sigue mirando hacia atrás".

Según Peralta, el primer día se recogieron en torno a los 3.500 kilos de fuel, el segundo día unos 500 kilos y ayer en torno a 90 kilos.

Más noticias de Política y Sociedad