Público
Público

Víctima de ETA: la sangre derramada no se puede perder en los despachos

EFE

El PP ha homenajeado en Bilbao a sus 24 compañeros del centroderecha asesinados por ETA, en un acto en el que Carmen Hernández, viuda de un edil popular, ha dicho que se va a librar "una de las últimas batallas" -en alusión a la legalización de Sortu-, ante la cual ha advertido de que no se puede "perder en los despachos" tanta "sangre" derramada.

Hernández, viuda del concejal del PP de Durango Jesús Mari Pedrosa, asesinado por ETA en el año 2000, ha sido la víctima que ha intervenido en el homenaje, al que ha asistido el presidente del PP, Mariano Rajoy, y varios familiares de víctimas.

La viuda de Pedrosa ha subrayado que no vale un "borrón y cuenta nueva" con los terroristas, ya que el futuro debe construirse a partir de la memoria de tantos años de "ignominia".

"Algunos creen que un papel sirve para tapar la ignominia del terror", ha proseguido Hernández, quien ha pedido que la memoria de miles de españoles no se sacrifique por "determinado interés político" y ha abogado por que "la gente mala" siga estando "fuera del sistema".

El acto de hoy, que ha sido organizado por la Fundación Popular de Estudios Vascos, ha servido también para presentar el libro "Raíces de libertad", en el que Antonio Merino y Álvaro Chapa, a través de testimonios de familiares, recuerdan a los veinticuatro políticos de estos partidos que han sido asesinados por ETA.

El coautor del libro, Antonio Merino, ha recordado con emoción a todos los compañeros que perdieron la vida por culpa del "totalitarismo del nacionalismo etarra", ha opinado que el centroderecha constitucional permanece en el País Vasco casi por "puro milagro" después de que durante años les hayan asesinado en "atroz cacería".

Ha criticado que un Estado "acomplejado" fuese incapaz de construir las herramientas para derrotar a ETA, hasta que el expresidente del Gobierno José María Aznar trabajó en esa dirección y restituyó la memoria de las víctimas.

Merino, quien ha destacado que esos compañeros fallecidos fueron todos "hombres de bien", ha lamentado que el centro derecha se haya tenido que dedicar casi a "sobrevivir" en lugar de poder hacer "política de la buena" y ha confiado en que el ejemplo de las víctimas sirva para alcanzar la "sacrosanta libertad" que los terroristas jamás les arrebatarán.

Al homenaje, que ha tenido lugar en el Palacio Euskalduna de Bilbao, han asistido diversos familiares de víctimas de ETA, entre los que han figurado María del Mar Blanco, hermana del concejal de Ermua Miguel Ángel Blanco, y Josu Puelles, hermano del inspector del Policía Eduardo Puelles.

También han acudido, además de todos los cargos populares vascos, el consejero vasco de Interior, Rodolfo Ares, la presidenta de la Cámara autonómica, Arantza Quiroga, el exministro de Defensa Federico Trillo.

El PNV ha enviado dos representantes, los junteros Jon Andoni Atutxa y Ainara Aretxabaleta.

Más noticias de Política y Sociedad