Público
Público

El viejo espíritu de San Mamés no fue suficiente

PÚBLICO.ES

En estos años de sequía, de dudas, de toboganes anímicos y filosóficos, el Athletic señala la Copa como una competición redentora y reimpulsora de los sentimientos y la identidad del club. Asumida las dificultades de su política para pelear por la Liga, la Copa, que no prima la regularidad sino los golpes de fútbol y las explosiones anímicas, se le presenta como la competición ideal. Por eso San Mamés estaba lleno, de público y de fe pese al 2-0 de la ida. Una vez más, sin embargo, las ilusiones se esfumaron. La grada creyó durante mucho tiempo en la remontada y recreó ese viejo espíritu de San Mamés con ese ¡Athletic, Athletic! tan profundo como sentido.

A los 25 minutos, igualó la eliminatoria. Amorebieta aprovechó una rosca afilada de Yeste en una falta y Muñoz transformó un penalti sobre Llorente, trabado después de protagonizar un regate más propio de un ratón de área que de un tallo próximo a los dos metros. No había generado excesivo fútbol el Athletic, pero sí se había ajustado al parámetro principal de esta clase de partidos: agresividad y anticipación. Con todo, el Racing no se asustó. Ni por la mística del escenario ni por los movimientos del marcador. Fue valiente con 0-0, con 2-0, con 2-1 y con 3-1. Hizo sangre de las debilidades de la defensa del Athletic, que falló el día menos indicado. Nadie se acordó de Duscher en el primer gol ni de guardar el segundo palo en la jugada de estrategia que originó el tanto de Tchité. Aranzubía también le regaló su palo a Serrano en el gol del 3-3. Demasiados errores para evitar que el Racing entrara en la historia.

Mañana, a las 12 de la mañana, se celebra el sorteo de las semifinales de la Copa del Rey. Será sorteo puro, por lo que no habrá condicionantes a la hora de elegir los equipos que disputarán la vuelta en casa. Las semifinales se disputarán el 19 de febrero (ida) y el 27 de marzo (vuelta). Por otra parte, el Santiago Bernabéu será, salvo sorpresa de última hora, el estadio que acogerá la final del próximo 16 de abril. Y más tras la eliminación del Atlético, que de haber seguido en competición hubiese sido el único impedimento para que el campeón se decida en la capital. La elección se debe principalmente a que Madrid es la ciudad más céntrica,el partido se disputará en miércoles, para desplazarse a ella. 

Más noticias de Política y Sociedad