Público
Público

La violencia en Myanmar provoca la huída de 30.000 personas

Reuters

Nuevos enfrentamientos entre las fuerzas de Myanmar y un grupo étnico armado en el remoto noreste del país forzaron a decenas de miles de personas a huir a través de la frontera hacia China, dijeron el viernes activistas y medios estatales.

China pidió a Myanmar que mantenga la estabilidad en la región fronteriza, mientras el Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR) estimaba que 30.000 civiles han huido del conflicto.

"También instamos a Myanmar a proteger la seguridad y derechos legales de ciudadanos chinos en Myanmar", agregó en un comunicado la portavoz del Ministerio de Asuntos Exteriores, Jiang Yu en la página web gubernamental (www.fmprc.gov.cn).

La situación en la frontera podría incrementar la tensión entre China y Myanmar, cuya junta militar ve a Pekín como uno de sus pocos aliados diplomáticos y una fuente crucial de inversión.

Miles de personas han escapado este mes desde Kokang, en el estado birmano de Shan, después de enfrentamientos que, según un grupo de derechos humanos con sede en Estados Unidos, se produjeron tras el despliegue de tropas en un área que alberga a una gran cantidad de habitantes de etnia china.

El grupo con sede en Washington U.S. Campaign for Burma, citando información de periodistas locales en contacto con los grupos étnicos, dijo el viernes que se habían registrados enfrentamientos armados por primera vez en 20 años, rompiendo un alto el fuego.

Una página web de noticias gestionada por la provincia de Yunnan (http://www.yunnan.cn) en China, fronteriza con Myanmar, dijo que los combates se recrudecieron el jueves, lo que según dijo llevó a que los residentes del otro lado se aterrorizaran y huyeran hacia el territorio chino.

Kokang, donde se iniciaron los enfrentamientos, alberga muchos habitantes de etnia china y ciudadanos chinos, muchos de los cuales administran comercios locales y realizan negocios a través de la frontera.

Más noticias de Política y Sociedad