Público
Público

Vogue internacionaliza su campaña por un entorno más sano para las modelos

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La directora de la revista estadounidense de moda Vogue, Anna Wintour, anunció que sus 18 ediciones internacionales se han sumado a su campaña en favor de que las modelos tengan un entorno de trabajo más sano y que las publicaciones muestren cuerpos saludables.

"Los otros 18 editores internacionales de Vogue y yo misma hemos firmado una carta dirigida al Consejo de Diseñadores de Moda de EEUU a favor del lanzamiento mundial de esa iniciativa de salud", señala Wintour en el número de junio de la edición estadounidense.

"Nos hemos comprometido a mostrar imágenes de cuerpos saludables en nuestras revistas", señala la periodista.

El Consejo de Diseñadores de Moda de EEUU (CFDA, por su sigla en inglés) y la edición estadounidense de Vogue lanzaron en enero de 2007 una iniciativa para animar a la industria de la moda de ese país a compartir la responsabilidad de crear un entorno más saludable.

La iniciativa estaba dirigida a periodistas, diseñadores, fotógrafos, directores de selección de pasarela y las mismas modelos, e incluía recomendaciones generales sobre una dieta saludable, ayuda para quienes padecen trastornos alimenticios o el establecimiento de una edad mínima para modelar.

También se incluyó que durante las sesiones de modelaje se les proporcione a las maniquíes tiempo y comida suficiente entre una sesión y otra de fotografías o de desfiles.

La iniciativa, a la que ahora se han sumado las 18 ediciones internacionales de la revista Vogue, cuenta desde entonces con el apoyo de modelos tan conocidas como Natalia Vodianova, Lara Stone o Coco Rocha, que desde las páginas de la publicación contaron sus experiencias negativas en la industria de la moda.

"Para ser una industria que debería tratar de empoderar a las mujeres de todas las edades, formas y tallas, la imagen que a menudo se proyecta sobre lo que es atractivo está totalmente enemistada con ese objetivo", escribe Wintour.

La iniciativa de salud lanzada por el CFDA reveló las muchas presiones que las modelos sufren para estar extremadamente delgadas, aunque ello afecte a su salud, algo que era conocido en el mundo de la moda pero que no se decía en público.

Wintour se refirió a los números que las diferentes ediciones de Vogue han dedicado a las mujeres curvilíneas, a ridiculizar las minúsculas tallas que se confeccionan para las pasarelas y las sesiones de fotos o los reportajes dedicados a bellezas más exhuberantes como la actriz francesa Laetitia Casta o la modelo holandesa Doutzen Kroes.

De Kroes, según Wintour, se ha tenido que enfrentar a ser rechazada como modelo en alguna ocasión porque su cuerpo no se adecuaba a los estándares de la moda, "y eso que la modelo holandesa mide 1,85 y es una talla 4 (equivalente a la 34)".

Wintour indicó también que en el libro que Vogue ha preparado para celebrar su 120 aniversario se sorprendió al ver que muchas de las "más maravillosas modelos con las que hemos trabajado por años hoy se consideran como demasiado grandes".