Público
Público

Una vuelta de tuerca a la telerrealidad

El 'reality' 'Billete a Brasil' es una de las grandes apuestas de Cuatro en esta nueva temporada

RAMIRO VAREA

Un nuevo reality llega este año a Cuatro. Se trata de Billete a Brasil, una de las grandes apuestas de la cadena para la nueva temporada, en el que un grupo de seis parejas luchará por conseguir hacer realidad su sueño de emprender una nueva vida en el país suramericano. El premio es de lo más exótico: los concursantes ganadores se harán cargo de un alojamiento rural en un paraje de ensueño en Brasil. Antes, eso sí, deberán acondicionarlo y aprender a gestionarlo como negocio, además de asimilar las costumbres locales, aprender el idioma, conocer la gastronomía

Este reality es una adaptación del formato The Italian Dream, que ya ha triunfado en países como Holanda, Bélgica, Dinamarca y Suecia. Billete a Brasil se suma a la lista de realities que llenarán horas y horas de televisión este año: Gran Hermano, Operación Triunfo, Pekín Exprés, Fama ¡a Bailar!, Curso del 73, los docusoaps como Hermano Mayor, Mujeres ricas o Vidas anónimas

'Auguro que el 'reality' va a vivir muchos más años', dice un experto

Los datos recogidos por la entidad de gestión de derechos Egeda en su último informe anual demuestran que los reality shows han marcado la primera década televisiva del siglo XXI. Pero, ¿tiene futuro el género? 'Creo que aún hay margen para que surjan nuevos realities', sostiene Álvar Peris, profesor de Comunicación Audiovisual en la Universidad de Valencia.

Este experto, que ha colaborado en el libro Hacia un nuevo modelo televisivo (Gedisa Editorial), cree que el género todavía puede desarrollarse en concursos de talent shows como OT, en espacios de celebrity shows como el de Paris Hilton en la MTV, en programas de coach o ayuda de expertos tipo El encantador de perros y, sobre todo, en los docusoaps. 'Este formato es muy interesante, es barato y da audiencia. Propone un acercamiento a la realidad desde un punto de vista entretenido y sin incurrir en el morbo', dice Peris.

Lo mismo opina Bienvenido León, profesor de Producción Televisiva en la Universidad de Navarra y coordinador del libro Telerrealidad. El mundo tras el cristal (Comunicación Social Ediciones). Para este especialista, el problema de que algunos programas no triunfen no es el formato en sí, sino el contenido. 'El reality es un género que está cada vez más especializado y para nada está agotado. Cada título supone una vuelta de tuerca. Auguro que va a vivir muchos más años'.

Más noticias