Público
Público

Vuelven a oirse disparos en el centro comercial de Nairobi

Pese a que el Gobierno de Kenia asegura controlar el edificio, han vuelto a repetirse tiroteos en el interior. La Policía está desactivando explosivos colocados por los asaltantes, que insisten en que tienen más rehenes

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La información sobre lo que ocurre en el centro comercial Westgate de Nairobi, Kenia, que el pasado sábado fue asaltado por el grupo islámico radical Al Shabab es confunsa y contradictoria cuando se cumplen cuatro días de enfrentamientos entre las fuerzas de seguridad y los terroristas que permanecen en el interior.

A última hora del lunes, el Ministerio del Interior de Kenia informaba de que el edificio estaba 'bajo control' del Ejército y que todos los rehenes habían sido rescatados.

Sin embargo, a las 10.30 horas llegaban nuevas informaciones sobre disparos en el interior del Westgate según varias agencias de noticias internacionales.

La Policía informaba de la detención de más de diez sospechosos relacionados con este asalto terrorista, en el que hasta entonces habían muerto al menos 62 personas y otras 180 han resultado heridas.

'El Westgate está bajo el total control de las fuerzas gubernamentales y estamos peinando la zona para asegurarnos de que es seguro para todo el mundo', agregaba Efe citando fuentes policiales. Al parecer, queda algún terrorista en el entresijo de tiendas y pasaillos del centro comercial.

Ahora, la Policía de Kenia está retirando explosivos instalados por los miembros de la milicia radical islámica somalí Al Shabab en el centro comercial de Nairobi asaltado el pasado sábado, informó el cuerpo policial a través de Twitter.

'Ignorar a los propagandistas', pide la Policía keniana, en alusión a las afirmaciones de los terroristas, que a través de Twitter aseguran que aún hay miembros de Al Shabab en el interior del edificio.

Los 'muyahidines' siguen 'conservando sus posiciones' en el centro comercial, y que los rehenes están 'aún vivos, pero muy desconcertados', explican en una nueva cuenta en la red social después de que hayan sido bloqueadas varias cuentas de esta organización.

'Hay un número indeterminado de cadáveres dispersos en el centro comercial y los muyahidines siguen conservando sus posiciones', añade Al Shabaab a través de su nueva cuenta de Twitter, @HSM_PR.

Por otra parte, fuentes oficiales kenianas han asegurado este martes a la cadena británica BBC que al menos seis asaltantes han muerto desde el inicio de la ocupación del centro comercial.

La cadena de televisión keniana Citizen TV también había informado en la mañana de este martes, sin más precisiones y sin citar fuentes, de que las tropas del Ejército habían abatido a 'seis de los atacantes' que permanecían en el centro comercial.

Sin embargo, fuentes de Gobierno keniata aseguraban que el asalto fue llevado a cabo por un grupo de entre 10 y 15 terroristas, por lo que es posible que aún queden algunos escondidos en el interior.

El primer ministro de Somalia, Abdi Farah Shirdom, solicitó este martes ayuda internacional para identificar a los autores del asalto del pasado sábado en un centro comercial de Nairobi, ataque que se ha atribuido la milicia somalí Al Shabab, vinculada a Al Qaeda.

A su llegada al Consejo de Derechos Humanos de la ONU en Ginebra, Shirdon dijo a los periodistas que su Gobierno no tiene información sobre la nacionalidad de los asaltantes que siguen atrincherados en el centro comercial.

'Sabemos que son de diferentes nacionalidades, pero no puedo decir con seguridad' de cuáles, indicó Shirdon, quien señaló que está 'en contacto permanente' con el presidente de Kenia, Uhuru Kenyatta. El primer ministro somalí subrayó que los autores del ataque terrorist 'deben responder' por lo que han hecho, en su intervención ante el Consejo de Derechos Humanos.

Afirmó que el grupo Al Shabab 'ha sido debilitado' en los últimos años dentro del país, aunque ha extendido su influencia 'más allá de las fronteras somalís', una versión que corroboró esta mañana el representante especial de la ONU para Somalia, Nicholas Kay, quien habló de una trama terrorista transfronteriza que incluye Al Shabab, Al Qaeda y varios grupos de Kenia. 'El terror no tiene límites. Esta tragedia ha aproximado todavía más a Kenia y Somalia mientras combatimos juntos este enemigo común que es el terrorismo', resaltó.

El representante especial de la ONU para Somalia, Nicholas Kay, dijo este martes que Al Shabab, la milicia de origen somalí que se ha atribuido el ataque al  centro comercial de Nairobi, cuenta con una red de conexiones de alcance internacional gracias a la cual se vincula con Al Qaeda y grupos extremistas de Kenia.

'A mi entender, Al Shabab tiene una red de conexiones que incluyen a Al Qaeda y grupos en Kenia en una trama transfronteriza en la que varios grupos se superponen, operan juntos y se apoyan unos a otros, técnicamente y en términos de personal', comentó en una rueda de prensa en Ginebra.

Kay confesó que no estaba sorprendido por el ataque en Nairobi debido a que Al Shabab 'ha estado amenazando y perpetrando ataques a pequeña escala en Kenia desde hace algún tiempo y esto es exactamente lo que han estado haciendo dentro Somalia desde hace mucho'.

Preguntado sobre las fuente de financiación del grupo terrorista, Kay sostuvo que, según la información con la que cuenta, Al Shabab genera sus propios recursos, a través de cupos que impone y del comercio ilegal.

El grupo islamista controla al menos tres pequeños puertos en la costa somalí, desde los que realiza operaciones de importación y exportación, en especial de carbón vegetal y que les generarían ingresos por 35 millones de dólares al año.

Según el representante de la ONU, la comunidad internacional debe entender la conveniencia de realizar 'una inversión extra' en Somalia, la que consideró 'pequeña' si se compara con lo gastado en otros contextos de conflicto, como Afganistán, Irak o Mali.

Kay comentó que se cree que Al Shabab estaría formado por aproximadamente 5.000 milicianos, aunque enfatizó las dificultades que existen para hacer una evaluación confiable a este respecto.

Más noticias en Política y Sociedad