Público
Público

Wall Street cae arrastrado por las dudas sobre el rescate a la banca española

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Tras un prometedor arranque al alza en sintonía con los mercados mundiales, Wall Street se fue desinflando hoy hasta caer más de un punto porcentual arrastrado por las dudas en torno al acuerdo europeo para rescatar al sector financiero español.

Cuáles son los detalles concretos del plan, de dónde saldrán los fondos y si será Italia el próximo en necesitar ayuda de sus socios europeos fueron algunos de los interrogantes que lograron convertir una subida de más de noventa puntos en el Dow Jones de Industriales en una caída de 142,97 ó el 1,14 %, hasta las 12.411,23 unidades.

La principal referencia del parqué neoyorquino se vistió de rojo media hora después del inicio de esta primera sesión de la semana y fue reforzando esa tendencia a medida que se fue acercando el cierre de la sesión, con la que puso fin a la racha alcista de las últimas cinco jornadas.

Esa misma historia se repitió en los otros dos principales indicadores de Wall Street, el selectivo S&P 500 y el índice compuesto del mercado Nasdaq, ya que después de haber arrancado el día en positivo cerraron con unos descensos del 1,26 y el 1,7 %, respectivamente.

También las bolsas europeas habían comenzado la sesión en terreno positivo -unas ganancias que llegaron a alcanzar el 6 % en el caso de la madrileña- después de que los ministros de Finanzas de la zona del euro acordasen el sábado para conceder a España un préstamo de hasta 100.000 millones de euros para recapitalizar su banca.

De ese ánimo se contagió Wall Street, que además celebró que el comercio exterior de China aumentase en mayo el 14,1 % anual, hasta alcanzar los 343.000 millones de dólares, mejor de lo que habían temido los analistas, que lo preveían peor por el impacto de la crisis de su principal socio comercial, la Unión Europea.

Sin embargo, la euforia por el plan de rescate a la banca española se transformó en unos números rojos generalizados en el Viejo Continente, donde terminaron a la baja tanto Madrid (-0,54 %) como Milán (-2,79 %), entre otras, debido a la falta de concreción del plan.

El pesimismo se trasladó también hasta Wall Street, donde también volvieron a pesar las dudas sobre la capacidad de contener la crisis de deuda europea y, principalmente, la posibilidad de que Grecia abandone el euro si de las próximas elecciones del domingo no surge un gobierno comprometido con aplicar los planes de ajuste.

Todo ello llevó a que se instalara el pesimismo en el parqué neoyorquino, que, además, acusó la decepción con la que recibieron los inversores la conferencia anual de desarrolladores de aplicaciones en San Francisco de Apple, que terminó el día con un descenso del 1,58 %.

La empresa desveló la nueva versión del sistema operativo iOS, que incluirá una aplicación de mapas propia y el asistente de voz Siri en español, así como la siguiente generación de sus portátiles Mac Book Pro y Mac Book Air, pero esas novedades no parecieron convencer a Wall Street.

Como era de prever, uno de los principales afectados por el ánimo vendedor de la jornada en el parqué neoyorquino fue el sector financiero, que se dejó en conjunto el 1,42 % con fuertes retrocesos como los de Citigroup (-4,65 %), Bank of America (-3,7 %), JPMorgan Chase (-2,55 %) o Morgan Stanley (-2,48 %).

La incertidumbre sobre la ayuda a la banca española también tuvo su impacto sobre los mercados de materias primas, en concreto el petróleo de Texas, que tras haber tocado un máximo de 86,64 dólares esta jornada terminó el día con una caída del 1,66 % para cerrar en los 82,7 dólares, su nivel más bajo desde octubre.