Público
Público

Wall Street se mantiene en rojo tras la compra de Bear Stearns por JP Morgan Chase

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La Bolsa de Nueva York se mantenía hoy en la media sesión en rojo y el Dow Jones de Industriales caía un 0,87 por ciento, después de que JP Morgan Chase anunció el domingo la compra del banco de inversión Bear Stearns y la Reserva Federal sorprendiera con una rebaja del tipo de descuento a los bancos.

Hacia la media sesión, el índice Dow Jones de Industriales, el más importante de Wall Street, bajaba 103,39 puntos (el 0,87 por ciento), para situarse en 11.847,70 unidades, aunque durante unos breves momentos se colocó en territorio positivo para volver a caer después.

El mercado Nasdaq, en el que cotiza gran parte de las empresas de tecnología e Internet, caía 41,04 puntos (1,85 por ciento), para situarse en 2.171,45 unidades.

El selectivo S&P 500, que mide el rendimiento de las 500 principales empresas que cotizan en la Bolsa de Nueva York, perdía en la media sesión 22,37 puntos (1,74 por ciento), hasta las 1.265,77 unidades.

En conjunto, el índice NYSE, que incluye a todos los valores que cotizan en Wall Street, bajaba 215,95 puntos (2,5 por ciento) hasta las 8.419,97 unidades.

La Bolsa de Nueva York, que abrió hoy con sus principales indicadores en rojo, mantenía en la media sesión esa tendencia, arrastrada por la caída de las acciones de las financieras, que en su conjunto bajaban un 4,02 por ciento.

La sesión está marcada por la compra de Bear Stearns por parte del banco JP Morgan Chase a un precio ganga de 236 millones de dólares (dos dólares por acción), después de que las acciones del banco de inversiones se desplomaron el viernes en la bolsa por sus problemas de liquidez.

Los analistas, que esperaban que Wall Street encajara hoy la noticia de esa compra peor de lo que lo está haciendo, consideraban que la decisión de la Reserva Federal de aplicar nuevas medidas para aliviar la crisis crediticia en Estados Unidos estaba evitando una mayor caída bursátil.

El banco central estadounidense recortó el domingo por sorpresa la tasa de descuento (el interés que la Reserva Federal cobra en sus préstamos a los bancos) un 0,25 por ciento, hasta el 3,25 por ciento.

Las acciones de Bear Stearns bajaban hoy en la media sesión el 87,33 por ciento, al caer 26,20 dólares desde el precio del cierre del viernes y cambiarse a 3,80 dólares, mientras que las de JP Morgan Chase subían 3,18 dólares, el 8,70 por ciento, hasta los 39,72 dólares.

Los títulos de otros bancos de inversión también se cotizaban a la baja: los de Lehman Brothers caían un 30,72 por ciento, hasta los 27,20 dólares, los de Merrill Lynch un 8,87 por ciento, hasta los 39,45 dólares, y los de Goldman Sachs perdían un 7,56 por ciento, hasta los 145 dólares por acción.

Los economistas de High Frecuency Economics, Ian Stepherdson, y de Global Insight, Brian Bethume, coincidieron en señalar hoy en sendas notas a clientes que esperan que mañana el banco central estadounidense recorte los tipos de interés un punto, desde el tres por ciento actual.

Wall Street seguía una sesión más atenta al precio del barril de petróleo de Texas, que bajaba más de cuatro dólares en la Bolsa Mercantil de Nueva York (NYMEX) y se negociaba por encima de los 106 dólares, después de acercarse en las operaciones electrónicas a los 112 dólares por barril, debido a la debilidad del dólar frente a otras divisas.

Los títulos de la petrolera Exxon Mobil bajaban un 2,18 por ciento, los de ConocoPhillips un 3,07 por ciento y los de Chevron un 2,65 por ciento, por tomas de beneficios.

Por otro lado, el banco de la Reserva Federal de Nueva York informó hoy que su índice "Empire State", que mide la actividad manufacturera en este estado, registró en marzo el nivel más bajo desde que se empezó a elaborarlo en julio de 2001.

Esta noticia se suma a otros datos que indicaron que la producción industrial en EE.UU. cayó un 0,5 por ciento en febrero, lo que supone la mayor contracción mensual desde octubre de 2007 y es un indicio más de que la economía estadounidense podría estar entrando en recesión.

La Bolsa de Nueva York movía en la media sesión unos 885 millones de acciones y el Nasdaq unos 1.066 millones de títulos.