Público
Público

Xavi, el cuarto jugador centenario de la historia de la selección

EFE

Xavi Hernández (Terrasa, 25-01-80), el futbolista que impone el estilo de éxito en la selección campeona del mundo y de Europa, se ha convertido en el cuarto jugador en alcanzar cien partidos con la 'Roja' y engrosa una lista de elegidos junto a Andoni Zubizarreta, Iker Casillas y Raúl González.

El nombre de Xavi marca una época en España y será recordado para siempre. Es el futbolista que impone el toque a la selección. Un jugador que condiciona un estilo de juego para que el Barcelona y la 'Roja' disfruten del momento más dulce de sus historias. Un amante enfermizo de su deporte. Estudioso. Un tipo que ofrece una imagen cuidada al exterior, hasta tímido, y del que todos sus compañeros destacan su sentido del humor y carisma en la intimidad.

Es el medio centro del fútbol moderno. El cerebro del juego. Cada balón cobra sentido cuando pasa por sus botas. Traslada al césped las brillantes ideas que se crean en su cerebro con la misma rapidez que se asocia con sus compañeros.

"Si hay un problema en la salida de balón siempre está Xavi para salvarte", comenta a Efe Sergio Ramos. "Es el modelo a seguir por cualquier centrocampista actual y los que vamos llegando desde abajo", explica con admiración Sergio Busquets. "He disfrutado de él desde los 16 años en todas las categorías de la selección pero me encantaría eliminarlo del centro del campo del Barcelona", añade Iker Casillas.

La historia de Xavi en la selección ha ido de la mano con la de Iker. Desde que se dieron a conocer al mundo futbolístico en 1999 conquistando el Mundial sub'20 de Nigeria, en el inicio de la generación de oro del fútbol español, hasta firmar las páginas más brillantes de la absoluta en la conquista de la Eurocopa 2008 y el Mundial 2010.

Xavi debutó con la absoluta el 15 de noviembre del 2000 en Sevilla con mal recuerdo, España 1 - Holanda 2. Desde entonces nunca ha sido expulsado y ha marcado ocho goles, con uno de ellos inscribió su nombre en los registros al marcar el tanto 1.000 de la historia de la selección ante Irlanda del Norte.

La Eurocopa 2008 reconoció el mérito de un jugador que crea fútbol. Fue nombrado mejor jugador de la competición, por delante de los goleadores David Villa o Fernando Torres, autor del tanto de la final, o de Iker Casillas que fue clave con sus salvadoras paradas. Pero Xavi es poco amigo de los premios individuales. Siempre elogia el bloque. Por eso no fue un drama ser 'Balón de Bronce' de la FIFA el enero pasado por detrás de sus grandes amigos Leo Messi y Andrés Iniesta.

Se vio envuelto en una situación en la que se dudó de su compromiso. Una ausencia junto a Carlos Puyol de un amistoso en Islandia creó la polémica. "Su comportamiento siempre ha sido extraordinario. A él siempre se le pide que proclame su sincero españolismo cuando ha sido un chico que desde muy pequeño ha mostrado un gran compromiso con la selección", zanja Del Bosque.

Hoy, en el estadio Nuevo Los Cármenes, Xavi firmó una nueva página de su brillante caminar por la 'Roja'. Entró en el 'club de los 100'. Con un historial de títulos para enmarcar: un Mundial, una Eurocopa, un Mundial sub'20 y plata en Sidney los Juegos Olímpicos.

A sus 30 años promete seguir dando guerra en la selección. Su próximo objetivo la Eurocopa 2012 y guiar a España a un logro no conseguido por nadie, repetir título europeo conquistando un Mundial de por medio. Hasta su último día seguirá haciendo lo mejor que sabe sin cansarse de imponer criterio, de tocar y tocar la pelota.

Más noticias de Política y Sociedad