Público
Público

Zapatero anuncia año y medio de incentivos para aflorar el empleo sumergido

EFE

El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, anunció hoy que el plan que pretende poner en marcha el Ejecutivo para que aflore el empleo sumergido contará con una serie de incentivos que se extenderán desde junio de este año hasta diciembre de 2012.

Zapatero hizo este anuncio en la rueda de prensa que ofreció en Bruselas al término del Consejo Europeo ante el que presentó una serie de compromisos de España para evidenciar su apuesta por el Pacto del euro.

Entre esos compromisos se encuentra el plan de afloramiento del empleo irregular, una práctica que el Gobierno considera que se ha extendido con motivo de la crisis económica.

Al ser preguntado por la posibilidad de que el Gobierno prevea una amnistía para que afloren casos irregulares de contratación de trabajadores, Zapatero se limitó a señalar que habrá incentivos y que se aplicarán desde junio de este año hasta diciembre de 2012.

No quiso ofrecer más detalles a la espera del diálogo que el Gobierno pretende abrir al respecto con los agentes sociales para perfilar sus características y su naturaleza.

De hecho, este será un asunto que analizará en la reunión que mantendrá este sábado en el Palacio de la Moncloa con el presidente de la CEOE, Juan Rosell, y con los representantes de las principales empresas españolas.

A la espera de ese diálogo con los agentes sociales, sí aseguró que el plan se aprobará en abril y que está ya muy desarrollado por el Gobierno en aspectos concretos.

Sin embargo, dijo que es imposible determinar en la actualidad la cifra del empleo sumergido que existe en España.

El pasado miércoles, el ministro de Trabajo, Valeriano Gómez ya informó de que el Ejecutivo preparaba un plan de lucha contra la economía sumergida que será debatido con los empresarios y los sindicatos una vez que éstos culminen la reforma de la negociación colectiva.

Gómez dijo que el plan incluirá un paquete de medidas, sobre todo fiscales, y que perseguirá "estimular las finanzas públicas".

De ahí que precisara que no servirá sólo para luchar contra la economía irregular, sino que debe ser valorado como una herramienta para mejorar las cuentas del Estado.

Más noticias de Política y Sociedad