Público
Público

Zapatero asegura que la democracia no admite retos terroristas contra sus principios

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, ha considerado hoy que los terroristas han querido interferir en las elecciones del domingo, pero ha subrayado que la democracia española ya ha demostrado que no admite ni admitirá "retos" de quienes se enfrentan a sus principios básicos.

Zapatero, acompañado de la vicepresidenta María Teresa Fernández de la Vega, y del ministro del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, se ha expresado así en una comparecencia institucional en el Palacio de la Moncloa, donde ha garantizado que los asesinos del ex concejal socialista Isaías Carrasco serán detenidos y puestos a disposición judicial.

"El Gobierno perseguirá con todos los instrumentos del Estado de derecho a los terrorista, a quienes les prestan apoyo y a quienes avalan y justifican sus acciones", ha garantizado.

Según ha señalado, se sabía que ETA podía aún causar un daño y un dolor irreparable a los españoles, pero también, "y con seguridad, que ETA está ya vencida por la democracia, está repudiada y aislada por el conjunto de los españoles y por la sociedad vasca".

En este contexto, ha insistido, ETA "no tiene otro destino que su desaparición y sus miembros no tienen otro futuro que la cárcel".

En opinión de Zapatero, asesinando a un trabajador que había dedicado parte de su vida a la defensa de los intereses de sus conciudadanos en Mondragón, los terroristas han querido de nuevo interferir "en la pacífica manifestación de la voluntad de los ciudadanos convocados a las urnas", pero no lo va a conseguir.

"La democracia española ya ha demostrado que no admite retos que se enfrenten a sus principios básicos y a sus valores más esenciales; no los ha admitido en el pasado, no los admite hoy y no los admitirá nunca", ha subrayado.

Zapatero ha querido trasladar el profundo pesar del Gobierno a la familia de Carrasco, a sus amigos y a sus compañeros del PSE y de UGT, una forma, ha dicho, de transmitirles también el sentimiento de pena, cercanía y afecto de "todos los españoles de bien".

A su juicio, el atentado muestra "una vez mas la extrema crueldad de quienes han apostado por continuar con su execrable actividad" contra el más elemental de los derechos, el derecho a la vida.

Junto a la más firme condena de todos los demócratas, ha recalcado que quienes han participado en este asesinato serán pronto detenidos y puestos a disposición de la justicia, para que cumplan "rigurosamente la condena que merecen por la atrocidad que han cometido".

"Exactamente igual que han sido detenidos, juzgados y condenados los autores de anteriores atentados", ha recordado Zapatero, quien ha garantizado que el Gobierno pondrá toda su determinación y todos los medios para luchar por la vida y la libertad de los españoles.