Público
Público

Zapatero dice que las Reformas estatutarias deben contar con un alto consenso de origen

EFE

El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, ha avisado hoy de que las reformas estatutarias pendientes deben basarse en las pautas que ya están "bien establecidas", como son un alto consenso en origen y la conjugación con el interés general a la luz de la Constitución.

"Las pautas para las reformas de los estatutos de las comunidades que aún no las han culminado están bien establecidas, y a ellas nos vamos a seguir ateniendo", ha advertido Zapatero en su intervención en el primer pleno del Senado.

Según ha detallado, estas pautas son homogéneas y las mismas para todos, "pero no tienen por qué ser igualmente homogéneas -ha precisado- las reformas aprobadas a su amparo".

Así las cosas, ha explicado que la idea es garantizar la viabilidad de los estatutos y su articulación al proyecto común de España, pero sin impedir que las peculiaridades de cada autonomía queden suficientemente reconocidas y preservadas.

Ha especificado que el programa de gobierno que se propone aplicar se enmarca en el modelo constitucional de Estado, del que España se dotó en 1978 y que, a su juicio, ha funcionado "satisfactoriamente" hasta hoy: el Estado autonómico.

En este sentido, ha apelado al diálogo y la cooperación de las comunidades autónomas para llevar a cabo, "con la eficacia deseable", una parte importante de las políticas.

Durante su intervención, ha avanzado que el nuevo sistema de financiación autonómica debe mejorar la solidaridad entre territorios, vinculándola a la dotación de infraestructuras y a la garantía de fondos suficientes para la prestación de servicios públicos.

También ha apostado por reformar el sistema actual y por avanzar en la "corresponsabilidad fiscal", de modo que las Comunidades se impliquen más en la obtención de sus recursos fiscales y, en el momento de decidir sus gastos, asuman también la responsabilidad de conseguir los ingresos necesarios para ellos.

Ha reafirmado además su compromiso con el Senado y su voluntad de fortalecer el papel de esta institución, al tiempo que ha anunciado la entrega del informe redactado por el Consejo de Estado sobre la reforma constitucional de la Cámara Alta.

"A mayor peso específico del Senado, mayor calidad y mejor funcionamiento de nuestro Estado constitucional", es la ecuación formulada por Zapatero para justificar sus argumentos.

Por eso, ha animado a buscar entre todos, consciente de la complejidad política y jurídica de este empeño, una fórmula que permita convertir el Senado "en una genuina cámara de representación territorial a la altura del modelo de Estado" fraguado en más de 30 años de democracia.

En su discurso, ha desgranado alguno de los principales proyectos y retos que se propone acometer y no ha eludido referirse a la "desaceleración" del crecimiento que España está atravesando y que ha achacado al empeoramiento del contexto económico internacional y al rápido ajuste del sector de la construcción.

Zapatero ha asegurado que el Gobierno ha comenzado su andadura afrontando la tarea más urgente y que reclama mayor atención en la actualidad, con un análisis "día a día" de la evolución de la "desaceleración económica", a fin de adoptar las medidas más aconsejables.

Más noticias de Política y Sociedad