Público
Público

Zapatero hace votos por la unidad sindical en un emotivo homenaje a Camacho

EFE

El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, hizo hoy votos por la unidad sindical entre UGT y CCOO en un emotivo homenaje organizado en honor de Marcelino Camacho, "un padre fundador de la libertad y de la democracia", en palabras del jefe del Ejecutivo.

Entre sindicalistas, cantantes, actores y políticos, Zapatero se ha sumado al acto organizado por CCOO con el lema "Historia de un compromiso" y ha subido al escenario del Palacio de Congresos de Madrid para rendir tributo a Camacho y a su mujer, Josefina Samper.

"Marcelino, Josefina, ha merecido la pena", les ha asegurado tras recordar los momentos difíciles en la larga trayectoria de "coherencia ideológica" del ex presidente de CCOO, a quien ha agradecido el esfuerzo, el empeño y la "fuerza utópica" de su lucha.

Aunque ha destacado los frutos de esa lucha, el presidente del Gobierno ha admitido también que "queda mucho por hacer" en la aspiración de solidaridad e igualdad, de jubilaciones más justas y salarios más dignos y en el combate de la precariedad.

En este contexto, se ha mostrado convencido de que se avanzará más rápido "dialogando, acordando y sumando esfuerzos" y ha alabado el buen entendimiento sindical entre UGT y CCOO, confiando en que se mantenga en el futuro.

Ha elogiado también la capacidad de diálogo con los representantes de los empresarios y ha garantizado que los avances más solidos de progreso serán los que se consensúen con el Gobierno, que ha suscrito en esta legislatura veinte acuerdos con los sindicatos.

Zapatero ha descrito a CCOO como un sindicato "decisivo" en la vida colectiva de España, un país que, por su atormentada historia, ha dicho, "tiene pocos motivos para expresar un orgullo colectivo" y pocas personas a las que reconocer la condición de padres fundadores de la libertad.

Más noticias de Política y Sociedad