Público
Público

Zapatero y Obama sellan la cooperación en Afganistán

El presidente español subraya el "compromiso muy firme" con la misión asiática. El Gobierno colaborará "con una contribución importante" de guardias civiles para formar militares afganos

ANA PARDO DE VERA

Después de cinco años y medio en el poder sin pisar el Ala Oeste de la Casa Blanca, José Luis Rodríguez Zapatero se entrevistó ayer por primera vez con un presidente de EEUU en el Despacho Oval. Lo hizo, además, ofreciendo al demócrata Barack Obama un compromiso firme sobre una de las prioridades del flamante premio Nobel de la Paz: lograr que la misión de la OTAN en Afganistán se reconduzca y dé resultados.

El presidente de EEUU agradeció "profundamente" la colaboración de España en la misión ISAF (la Fuerza Internacional de Asistencia para la Seguridad) y lamentó la muerte de militares españoles, la última la semana pasada con la explosión de una mina anticarro, que acabó con la vida del cabo Cristo Ancor Cabello Santana.

Obama agradece la colaboración española en el país asiático

Zapatero aseguró a Obama, en una comparecencia conjunta de media hora ante los medios, que el compromiso de España con la paz en Afganistán es "firme y sólido para garantizar la estabilidad y la seguridad". Ambos mandatarios comparten la creencia de que el aislamiento del mundo radical, simbolizado por los talibanes, es prioritario para "el futuro de ese pueblo y la lucha contra el terrorismo" en todo el mundo.

El Gobierno tiene intención de seguir trabajando en la misión de la OTAN y lo hará especialmente, según Rodríguez Zapatero, "con formación en materia de seguridad y con apoyo económico".

A las tareas de formación del Ejército Nacional Afgano a cargo de agentes de la Guardia Civil dentro de la misión de la OTAN se refirió también el jefe del Ejecutivo español: "Hemos percibido, el presidente Obama nos lo ha dicho, la importancia y la buena tarea que hace la Guardia Civil en formación y seguridad de los militares afganos". "La suya añadió es una brillante trayectoria", resumió Zapatero. Preguntado por el límite que se habría impuesto España a la hora de enviar nuevas tropas al país asiático, el invitado a la Casa Blanca aseguró: "Siempre estamos dispuestos a hacer el máximo esfuerzo para la formación de las Fuerzas de Seguridad, tanto en Afganistán como en otros lugares del mundo".

Zapatero impulsará las relaciones con EEUU desde la Presidencia de la UE

El compromiso "máximo" de Zapatero en cuanto a la seguridad y la formación de las tropas afganas se remonta a la cumbre de la OTAN celebrada en Estrasburgo el pasado mes de abril. Allí, el presidente de EEUU confirmó a los miembros de la Alianza Atlántica su deseo de dar un giro a la estrategia afgana con respecto a la de su antecesor, el republicano George W. Bush.

Entonces, España ofreció un batallón específico para desarrollar labores de seguridad en las elecciones de agosto, que se concretó en 450 militares, de los que se prevé que permanezcan 220. Zapatero comprometió entonces una unidad de unos 40 guardias civiles para las tareas de adiestramiento militar.

Zapatero y Obama trataron "a fondo", confirmó el primero, el tema de Oriente Próximo, en donde hoy aterriza el presidente español, con Siria como primera escala.

Ambos coincidieron en destacar que la paz en esa región es la "llave" para solucionar conflictos en otras zonas del mundo. El presidente estadounidense se comprometió a fortalecer la relación de su Administración con la de la Unión Europea durante la próxima Presidencia española para trabajar en la resolución del conflicto de Oriente Próximo.

Guantánamo. Dos presos por concretar
Zapatero, en el último momento, se echó atrás. ‘Público’ desveló el pasado 9 de octubre que España ya había seleccionado a los dos presos de Guantánamo que pretende acoger, y que el presidente se lo comunicaría personalmente a Barack Obama. Así lo confirmó días después el Gobierno. Pero en la entrevista en la Casa Blanca dominó la prudencia. El jefe del Ejecutivo español eludió a última hora concretar con el mandatario de EEUU (es decir, al máximo nivel) el número de reclusos del penal ilegal, y su nacionalidad, que Madrid aceptará. Se limitó a señalar que el asunto todavía se estaba perfilando. No obstante, fuentes de la Moncloa aclararon después a este diario que “en principio, se mantiene la cifra de dos presos”. Obama, según relató Zapatero, agradeció a España el gesto “firme” para ayudar al cierre de la cárcel al que se ha comprometido el presidente estadounidense. Una prisión que la UE siempre tachó de “aberración jurídica”.

Desempleo. Una inquietud compartida
Los dos presidentes coincidieron en que el desempleo es la principal preocupación para ambos gobiernos. No en vano, las tasas de paro se han desbocado por la crisis. En España ha escalado hasta el 17,92%, y en Estados Unidos, hasta el 9,8%. Obama y Zapatero se comprometieron a trabajar “juntos” para solucionar el problema, especialmente durante la Presidencia española de la UE, que arrancará el 1 de enero de 2010.

Economía. Fomento de las relaciones comerciales
La economía, junto a la seguridad, es un área de trabajo “con grandes posibilidades de futuro”, aseveró Zapatero. Así que EEUU y España se pondrán manos a la obra, apostando por “un crecimiento sostenible que prime la innovación y no la avaricia”, siguió el presidente. La pretensión del Gobierno es que se inaugure “un nuevo ciclo inversor España-EEUU” que sirva para “crear empresas y empleos”. Ese vector de trabajo se materializará en la celebración de un foro de inversión, en el que intervendrán las compañías de los dos países. Obama recalcó el “gran potencial” de colaboración en áreas como el transporte y las energías renovables. No es una novedad. De hecho, el secretario de Transportes de Obama, Ray Lahood, visitó España a finales de mayo para que el ministro José Blanco le enseñase la red de AVE. El presidente de EEUU recordó que España fue en el primer trimestre del año el tercer inversor extranjero en EEUU, mientras que su país fue el primer inversor en España.

Rusia. Nueva Agenda Transatlántica
Zapatero y Obama acordaron renovar para el primer semestre de 2010 la Agenda Transatlántica, para así fortalecer la lucha contra el terrorismo, la integración europea y la cooperación científica. También se procurará un mayor acercamiento a la Rusia de Dimitri Medvédev (en la imagen), país que el presidente español concibe como un “actor imprescindible para lograr la seguridad y estabilidad mundiales”. La llamada Agenda Transatlántica se firmó durante la segunda Presidencia española de la UE, en 1995, cuando Felipe González todavía ocupaba la Moncloa. Ahora se renovará.

Política exterior. Firmeza frente al Irán nuclear
Ambos presidentes también conversaron sobre Irán y su amenaza nuclear. EEUU y la UE, sentenció Zapatero, actuarán de forma “firme y exigente”. El presidente español prometió trabajar “estrechamente en Kosovo”, pese a que España no lo reconoce como Estado. Obama y Zapatero apostaron por la paz en Oriente Medio y la consecución del Estado palestino. 

Más noticias de Política y Sociedad