Público
Público

El Zenit podría ser expulsado de la competición por insultos racistas

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El Zenit ruso, que logró la clasificación a los cuartos de final de la Copa de la UEFA al eliminar anoche al Olympique Marsella, podría hasta ser expulsado del torneo por los insultos racistas que sus aficionados profirieron contra los jugadores negros del conjunto francés.

El Zenit, que en dieciseisavos de final eliminó al Villarreal, pasó a cuartos tras derrotar en su estadio por 2-0 al Marsella, quien en la ida se había impuesto por 3-1.

Durante el encuentro, varios jugadores negros (Charles Kaboré y André Ayew) fueron insultados e, incluso, el defensa Ronald Zubar asegura que le tiraron un plátano desde las gradas.

Si la UEFA, que hoy pidió un informe al Marsella y ha manifestado su intención de tener "tolerancia cero" con el racismo, aplica máxima sanción, el Zenit podría hasta ser expulsado de la competición.

El Comité de Control y Disciplina examinará los hechos acaecidos en San Petersburgo, el próximo 20 de marzo, de acuerdo al artículo 11 bis de su reglamento disciplinario, informó hoy la UEFA.

En ese artículo, que se refiere a los insultos de los aficionados "a la dignidad humana de una persona o grupos de personas" por motivo de su raza, color u origen étnico, se especifica que la sanción mínima es una multa de 30.000 francos suizos (unos 19.000 euros). Además, se puede imponer la disputa de uno o más partidos a puerta cerrada, dar por perdido el encuentro o, incluso, la descalificación del equipo.

Al respecto, el secretario de Estado francés de Deportes, Bernard Laporte, pidió hoy "duras sanciones" contra el Zénit.

Laporte, ex seleccionador francés de rugby, señaló que pedirá sanciones para el club al presidente de la UEFA, el también francés Michel Platini, "que se ha comprometido sin concesiones contra la violencia y el racismo.

El secretario de Estado pedirá a Platini "la mayor severidad contra los clubes cuyos aficionados sean culpables de racismo" y puso como ejemplo la retirada de puntos o la suspensión de partidos en casa.

Laporte tratará de recoger datos de la UEFA y de los jugadores marselleses que puedan probar los insultos racistas, precisó.