Público
Público

Zoido descarta a Báñez, Montoro, Cañete y a sí mismo como próximos candidatos del PP a la Junta

Limita las quinielas a candidatos poco conocidos por la opinión pública y con menos posibilidades de arrebatar el poder a Susana Díaz. Argumenta que los tres ministros son "necesarios" en Madrid.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El presidente del PP-A, Juan Ignacio Zoido, ha descartado a los ministros andaluces, Cristóbal Montoro, Fátima Báñez y Miguel Arias Cañete, como posibles candidatos a la Presidencia de la Junta y ha defendido que el partido en Andalucía tiene 'un magnífico banquillo'. El mismo Zoido, además, hace tiempo que se descartó también para asumir ese papel.

Durante su participación en el Foro ABC-Deloitte, que ha tenido lugar hoy miércoles en Madrid, Zoido ha dicho que los conservadores andaluces están 'muy orgullosos de los tres ministros de procedencia andaluza', pero no contempla que abandonen sus puestos para dedicarse a la política regional porque son 'necesarios' donde están.

El también alcalde de Sevilla ha defendido que el PP no quiera dar a conocer por el momento el nombre de su candidato y ha ironizado con que 'cada día queda menos' para conocer quien pero ha previsto que no será en la interparlamentaria que el partido celebrará en unas semanas en Córdoba.

Desde que el alcalde de Sevilla fue elegido para liderar el PP andaluz en sustitución de Javier Arenas -que no logró alcanzar la mayoría absoluta en las últimas elecciones andaluzas, aunque obtuvo el mejor resultado-, en la filas de la formación regional no ocultan una 'frustración' creciente ante la ausencia de un candidato de peso -y que quiera serlo-.

Esta situación les impide afrontar la oposición a Susana Díaz y su Gobierno bipartito con la fuerza necesaria, toda vez que las encuestas son cada vez más negativas para el PP de la comunidad y, poco a poco, van asentando a Díaz en su liderazgo. En realidad, explican gráficamente los conservadores, lo que sigue buscando el partido es 'un recambio a Arenas', ya que Zoido nunca ha consolidado su liderazgo. Y no es fácil: el vicesecretario general de política territorial, muy tocado por el caso Bárcenas y su enfrentamiento con Cospedal -la secretaria general no lo citó ni una vez esta mañana cuando se refirió a las elecciones de 2012, en las que, efectivamente, Arenas ganó, aunque no logró la mayoría para gobernar-, sigue teniendo mucho predicamento en el PP andaluz, mientras que Zoido se ha convertido en un barón de confianza de Cospedal, del que ésta parece evitar prescindir en un momento en el que un considerable sector del partido la mira a ella con recelo.

Más noticias en Política y Sociedad