10 trucos para ahorrar luz en verano

8 minutos

Con la subida del precio de la luz y la inflación, ahorrar en la factura se convierte en toda una necesidad, sobre todo, si tenemos en cuenta que puede que nos vayamos unos días fuera de vacaciones o que pasemos el verano en una segunda residencia o en casa de la familia.

De tal modo, es posible tener en cuenta estos trucos para ahorrar luz en verano, estemos o no en casa, y no desperdiciar energía para cuidar la economía doméstica y el medio ambiente.

Ahorra luz en verano

Apaga el router

Wifi
Router/Foto: Pixabay

Si no vas a estar en casa, una de las primeras cosas que has de desconectar es el router del WiFi y los extensores o repetidores que tengas por la casa. Ten en cuenta que, si los dejas conectados 30 días, su consumo puede rondar entre 5€ y 8€ al mes. De igual modo, si vas a permanecer todo el día fuera o el fin de semana, también vale la pena apagarlo.

No dejes los aparatos en stand by

televisor
Mando a distancia en mano de mujer/Foto: Pixabay

No dejes la televisión ni el resto de aparatos eléctricos en stand by con esa característica luz roja. Este constituye un consumo fantasma que puede incrementar tu factura entre un 10% y un 20%. Lo mejor es desconectar la tele, la cadena de música, el ordenador de sobremesa, la cafetera, el hervidor de agua y similares. No solo evitarás ese gasto sino también que puedan estropearse en el caso de que haya alguna sobrecarga en la electricidad y ni siquiera estés en casa.

Apaga la nevera

Mujer frente a la nevera
Mujer comiendo delante de la nevera/Foto: Pixabay

Si vas a estar muchos días fuera, planifica desconectar la nevera. Sabemos que resulta tedioso porque primero habrás de terminar los productos y descongelarla, pero dejarla apagada te permitirá ahorrar hasta un 30% de la factura de la luz. Lo mejor es dejar la nevera desconectada y con la puerta abierta. No obstante, si no quieres apagarla o solo vas a estar un fin de semana fuera, ajusta el termostato para que no esté muy frío. Cuanto más lo esté, más consumirá.

Abrir las ventanas a primera y última hora

salón
Salón con persianas bajadas/Foto: Unsplash

Ya sea en tu casa o en una segunda residencia, si quieres ahorrar en aire acondicionado, lo mejor es que te acostumbres a abrir las ventanas a primera y a última hora del día para evitar que en las centrales entre el calor, dejando a medio bajar las persianas o corridas las cortinas. Durante la noche, puedes abrir todo de par en par para que entre el aire fresco. Solo con este sencillo gesto pondrás menos el aire acondicionado o el ventilador, e incluso si los enciendes, ponerlos con menor potencia para que consuman menos.

Instala un termostato inteligente

termostato
Termostato/Foto: Unsplash

Si tienes un aparato de aire acondicionado de los que traen un sistema inteligente, no dudes en usarlo, pero si no es así, instala un termostato inteligente en casa. Ten en cuenta que, durante el verano, la temperatura más adecuada en los interiores con climatización es de unos 25º. Cada grado que bajes desde ese punto consumirás un 6% más de energía, con el consiguiente resultado en tu factura de la luz.

Crea corrientes de aire

ventilador
Ventilador/Foto: Pixabay

Si utilizas ventiladores para refrescar tu casa, una de las mejores formas con las que aprovechar su funcionamiento es crear corrientes de aire entre las habitaciones. Solo tendrás que colocarlos de pie en ventanas que estén frente a frente o en cada lado de la vivienda, de manera que se forme una corriente y ventilación cruzada y provoquen que el aire caliente sea expulsado al exterior.

Aparatos de bajo consumo

Si vas a adquirir algún electrodoméstico este verano, desde un ventilador hasta una nevera eléctrica portátil para ir de acampada, recuerda que resulta fundamental que se trate de aparatos de bajo consumo. Elegirlos con una eficiencia energética A+, A++ o A+++ te asegurará que funcionan de modo más eficiente y ahorrarás en la factura de la luz. Aunque su adquisición sea más cara en un primer momento, este tipo de compra se amortiza pronto.

Aprovecha la luz solar

Si quieres ahorrar en verano en tu factura de la luz, recuerda que la energía solar es una de las formas más económicas de combustible y que puedes usarla en pequeños gestos diarios.

No hace falta que instales un sistema de paneles solares en el hogar, aunque si lo deseas, este es un buen momento para ello. Pero sí es posible realizar pequeños gestos, como secar la ropa al sol y no poner la secadora. Otra opción es comprar lámparas solares portátiles para usar como luces supletorias en casa y, si tu casa tiene jardín o terreno, instala focos solares en el exterior y evita los de luz eléctrica. Incluso los encontrarás a precios accesibles con su propio panel solar.

Utiliza ventiladores de techo o de pie

Ventilador
Fuente: Pixabay/StockSnap

A menos que tengas un aparato de aire acondicionado de los de última generación y bajo consumo, de manera general, un ventilador siempre gastará menos energía que aquel, en torno a un 90%. Invierte en un par de ventiladores de pie o de techo de clase A y colócalos de forma estratégica en las habitaciones en las que estéis. Podrás reducir el consumo y refrescar la casa.

Coloca plantas en casa

Las plantas en casa no solo convierten la vivienda en un lugar más agradable y decoran cualquier balcón. También refrescarán tu hogar mucho más de lo que crees. Y es que colocar varias plantas por casa hará que estas absorban los rayos de sol y se reduzca la temperatura. Lo mejor es que para ello sitúes las macetas en las ventanas o cerca de ellas. No obstante, recuerda que sean ejemplares que soporten bien el sol directo y las altas temperaturas del verano.



Silvia Pato

Escritora y redactora gallega. Autora de los libros Las nueve piedras y El Libro del Único Camino, así como de numerosos relatos en revistas de género, colabora asiduamente con sus artículos y columnas de opinión en diversos medios digitales. Con la pasión y la curiosidad que la caracterizan, descubre el mundo a través de su historia, su cultura, sus lugares y sus gentes para difundir y compartir todo tipo de sensaciones y hallazgos. Porque todo viaje comienza con un solo paso.

Deja una respuesta

Your email address will not be published.