Aunque las ensaladas debemos comerlas todo el año, en verano resultan especialmente sabrosas y saludables. Además de que, sin olvidar las verduras, podemos preparar ensaladas con legumbres, ensaladas con frutas o con otros alimentos igual de nutritivos, podemos solventar una comida de manera tan sencilla como sana.

Así sucede con las que te proponemos preparar estos días de calor. Anota en tu libreta de recetas estas cuatro ideas para una ensalada de pasta, más allá de la típica con atún y huevo cocido, y sorprende a los tuyos. Seguro que quieren repetir.

Ensalada de pasta marinera

Fuente: Pixabay

Seguramente esta sea una de las ensaladas más sabrosas que puedes preparar con pasta, puesto que le suele gustar a todo el mundo. Y es que casi nadie se resiste a una buena ensalada de pasta marinera. Para cuatro personas calcula 200 gramos de caracolas de pasta seca, 400 gramos de mejillones, 100 gramos de gambas cocidas y peladas, 100 gramos de anillas de calamar o de pota, 1 vaso de vino blanco, 1 diente de ajo y perejil fresco.

Limpia los mejillones y ponlos a cocer tapados con medio vaso de vino blanco, el ajo picado y el perejil. Cuando entren en ebullición espera 5 minutos a que se cuezan mientras remueves. El caldo resultante de la cocción debes reservarlo, además de retirar los mejillones de las conchas y reservar. Cuece mientras tanto la pasta hasta que quede al dente y escúrrela.

En la cacerola pon esta vez a cocer las anillas de calamar con el líquido de los mejillones y la otra mitad del vaso de vino. Deja hervir tapados durante 30 minutos. Una vez fríos, escurre los calamares y añádelos con los mejillones y las gambas a la pasta. Aliña al gusto e introduce en la nevera durante 4 horas antes de servir. Si lo prefieres puedes dejarla sin aliñar para que cada comensal lo haga a su gusto cuando la sirvas.

Ensalada de pasta de aguacate y caballa

La ensalada de pasta de aguacate y caballa tiene un sabor exquisito y la combinación de sus sabores resulta perfecta. Para unas 4 personas, como el resto de recetas, necesitas 300 gramos de espirales o fusilli, un par de aguacates, un par de latas de caballa, una lechuga, aceite de oliva, vinagre, sal y pimienta.

Cuece la pasta de la forma habitual y pásala luego bajo el grifo para enfriarla y que cese su cocción. Añade luego un chorrito de aceite, remueve y reserva. Por otro lado abre las latas de caballa, escurre el aceite y córtalas en trozos medianos. Después corta por la mitad los aguacates, retírales el hueso y vacíalos con la ayuda de una cuchara. Corta en dado pequeños y rocíalos con zumo de limón para que no se oxiden.

Prepara cada plato para servir con una cama de hojas de lechuga previamente lavadas, un puñado de pasta, unos trozos de caballa y otros de aguacate. Cada comensal puede aliñarla al gusto con el aceite de oliva, el vinagre, la sal y la pimienta.

Ensalada de pasta y tomates

ensalada
Fuente: Pixabay/StockSnap

Esta es una ensalada de pasta ideal para todos los gustos, pues tanto puede servirse templada como fría recién sacada de la nevera. La ensalada de tomates asados puedes prepararla con pasta seca, como lacitos, espirales, caracolas o coditos. Cuece 220 gramos en abundante agua con sal. Mientras pon 450 gramos de tomates cortados a lo largo con la parte interna hacia arriba en una bandeja del horno y alíñalos con un majado preparado con un par de cucharadas de aceite, un par de dientes de ajo pelados, sal y pimienta, antes de meterlos en el horno a asar durante 20 minutos.

Mientras tanto escurre la pasta ya cocida y prepara para la ensalada una vinagreta con vinagre de Módena, aceite de oliva, sal y pimienta. Añade los tomates asados, remueve todo bien y sirve. Como toque final, puedes añadir algo de rúcula o aceitunas picadas. Y si no tienes demasiado tiempo, preparar la versión fría de esta receta, directamente con tomates frescos y unos trocitos de queso.

Ensalada de lacitos con espinacas, pepino y manzana

Si quieres algo realmente especial, pruena a preparar ensalada de lacitos o farfalle con espinacas, pepino y manzana. Cuece unos 220 gramos de pasta. Mientras tanto, lava la verdura y corta en láminas un pepino y una manzana, y en dados el tomate. Después escurre la pasta, pásala por agua fría y mezcla con el resto de ingredientes. Añade luego unas hojas de espinaca fresca y, si te gusta, un poco de maíz dulce. A continuación ya puedes salpimentar al gusto y añadir aceite de oliva y vinagre. Como toque final, decora con hojas de menta fresca.

Escritora y redactora gallega. Autora de los libros Las nueve piedras y El Libro del Único Camino, así como de numerosos relatos en revistas de género, colabora asiduamente con sus artículos y columnas de opinión en diversos medios digitales. Con la pasión y la curiosidad que la caracterizan, descubre el mundo a través de su historia, su cultura, sus lugares y sus gentes para difundir y compartir todo tipo de sensaciones y hallazgos. Porque todo viaje comienza con un solo paso.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here