Las tortitas caseras, también conocidas como pancakes, son uno de esos clásicos de la cocina norteamericana que han dado la vuelta al mundo y que se preparan en muchos hogares. Bien es cierto que nos recuerdan a los crêpes francesas o a las filloas o freixós gallegos, pero también es verdad que no son exactamente lo mismo y que hay que distinguirlas.

Por nuestra parte, vamos a compartir contigo algunas de las mejores recetas de tortitas caseras, más allá de la receta tradicional de pancakes, con las que alegrar los desayunos o las meriendas de la familia. ¡Todos querrán repetir!

Tortitas de canela

Tortitas de canela
Fuente: Pixabay/TheoCrazzolara

Las tortitas de canela son muy parecidas a las tortitas tradicionales, siendo la canela el ingrediente que marca la principal diferencia. Es una versión aromatizada del clásico pancake, así que si sois de canela os gustará seguro.

Mezcla muy bien en un bol 1 vaso de harina, 1 vaso de leche, 2 huevos, 1 cucharadita de levadura, 2 cucharadas de azúcar 2 cucharaditas de canela y una cucharada de extracto de vainilla. Cuando hayas conseguido una masa sin grumos, calienta la sartén con un poco de mantequilla y ya puedes empezar a prepararlas. Un par de minutos por cada lado, dando la vuelta con una espátula y reservando. Las puedes servir con sirope de arce, nata montada o miel, aunque por sí solas ya están riquísimas.

Tortitas de avena

pancakes
Fuente: Pixabay/pdoctor

Una de las tortitas más sabrosas son los pancakes de avena. Para prepararlos necesitas 250 gramos de copos de avena, 200 mililitros de leche, 1 huevo, 1 cucharadita de azúcar moreno, 40 gramos de mantequilla, 1 cucharadita de esencia de vainilla y un poco de canela en polvo, aunque esta última puedes omitirla si no te gusta.

Tritura los copos de avena para obtener con ellos la harina. Bate el huevo en un bol y añade la leche y la harina de avena. Remueve todo muy bien hasta que quede mezclado de manera homogénea. Luego ya puedes añadir la vainilla, canela al gusto y el azúcar. Si lo prefieres, sustituye el azúcar por un sobre de edulcorante.

Mezcla de nuevo y, para el caso de que creas que la masa haya quedado demasiado espesa, puedes ir añadiendo pequeñas cantidades de leche hasta obtener la textura deseada. Después solo tienes que poner un poco de mantequilla una sartén antiadherente al fuego e ir preparando las tortitas una a una a fuego medio, vertiendo la mezcla con un cucharón o cuchara por unidad. Deja que se cocinen por cada lado unos 3 minutos y ves retirando del fuego y añadiendo la siguiente. Puedes servirlas bañadas con un poco de miel, sirope, caramelo o simplemente fruta fresca.

Tortitas de plátano

pancakes
Fuente: Pixabay/ArtCoreStudios

Las tortitas de plátano son muy nutritivas y te llenarán de energía para afrontar una larga jornada de estudios o trabajo. ¡Y solo necesitarás dos ingredientes! Pela y trocea un plátano grande bien maduro. Luego, machácalo con un tenedor hasta formar una papilla. Aparte bate dos huevos y viértelos sobre el plátano. Remueve muy bien hasta conseguir una textura homogénea y haz de la forma tradicional las tortitas en una sartén untada con un poco de mantequilla.

Si lo prefieres, cuando añades los huevos, también puedes incluir un poco de canela molida al gusto y una cucharadita de azúcar moreno.

Tortitas de chocolate

tortitas de chocolate
Fuente: Pixabay/thedlkr

Para aquellos a los que apasiona el chocolate, estas tortitas les encantarán. Para estos pancakes especiales para golosos necesitas 160 gramos de harina, 2 cucharaditas de levadura en polvo, 3 cucharadas de cacao en polvo sin azúcar, 50 gramos de azúcar, 1 huevo, 80 mililitros de leche y 40 gramos de mantequilla.

Mezcla en un bol los ingredientes secos: harina, levadura, cacao y azúcar. En otro bol bate todos los ingredientes húmedos: huevos, leche y la mantequilla derretida, y vierte sobre la mezcla anterior. Remueve con varillas hasta obtener una masa homogénea y sin grumos. Cuando la sartén, untada en un poco de aceite, esté bien caliente ves vertiendo la masa para ir preparando tus tortitas una a una. Puedes servir las tortitas de chocolate solas o con una cobertura de nata, vainilla o chocolate. Pero si quieres servirlas como un postre espectacular siempre puedes rellenarlas con helado y fruta fresca.

Y ten en cuenta que, para preparar unas deliciosas tortitas, lo mejor es que utilices leche entera. Vierte la masa en la sartén desde poca altura para que los bordes no queden salpicados. Cocínalas siempre a fuego medio y utiliza una buena plancha o sartén antiadherente para prepararlas. Recuerda que sabrás cuándo darles la vuelta en el momento en que veas que a la masa empiezan a salirle burbujas. Y si con todo esto, cuando termines de prepararlas, sobran, cosa que dudamos, puedes conservarlas sin problema en un recipiente hermético.

Escritora y redactora gallega. Autora de los libros Las nueve piedras y El Libro del Único Camino, así como de numerosos relatos en revistas de género, colabora asiduamente con sus artículos y columnas de opinión en diversos medios digitales. Con la pasión y la curiosidad que la caracterizan, descubre el mundo a través de su historia, su cultura, sus lugares y sus gentes para difundir y compartir todo tipo de sensaciones y hallazgos. Porque todo viaje comienza con un solo paso.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here