4 postres fáciles en vasito para cualquier ocasión

Si quieres dejar a alguno de tus seres queridos con la boca abierta, te proponemos cuatro postres fáciles en vasito para cualquier ocasión. Seguro que cuando los prueben, te piden que para la próxima hagas más.

panna cotta
Fuente: Pixabay/RitaE

Si hay unos postres con los que quedar de maravilla en cualquier evento o comida, que se preparan de forma rápida y muy sencilla, son aquellos que se sirven en vasito. A veces, también se denominan verrines, ya que esta especialidad se presenta en vasitos con las distintas elaboraciones distribuidas en diferentes capas. No obstante, recuerda que hay verrines dulces y también salados.

Pero en esta ocasión estamos de ánimo goloso, así que si todavía no te has animado a meterte en la cocina para hacerlos y quieres dejar a alguno de tus seres queridos con la boca abierta, te proponemos cuatro postres fáciles en vasito para cualquier ocasión. Seguro que cuando los prueben, te piden que para la próxima hagas más.

Vasitos de crema de yogur con leche condensada y arándanos

vasitos de arándanos
Fuente: Pixabay/Monfocus

A nosotros nos encantan los arándonos, así que no hemos podido resistirnos a estos vasitos de crema de yogur con leche condensada y arándanos. Es una receta muy fácil y sabrosa para toda la familia.

Mezcla 4 yogures naturales sin azúcar con 80 gramos de leche condensada. Añade la ralladura de un limón. Tritura luego un poco los arándonos con un chorrito del zumo del limón y aparta algunos sin triturar para decorar.

Reparte en los vasitos la crema y los arándonos por capas y acaba con una de yogur y los arándonos. Si lo deseas puedes añadir por encima algo de muesli o cereales y unas hojitas de menta.

Panacota de frutos rojos

panna cotta
Fuente: Pixabay/RitaE

La panacota de frutos rojos suele gustar a todo el mundo. Y es que tomarla bien fresquita es una delicia. Los ingredientes para prepararla son 200 mililitros de leche, 300 mililitros de nata líquida para postres, 6 gramos de gelatina neutra, 2 cucharadas de azúcar, mermelada de frutos rojos y frutos rojos para decorar. Si lo deseas puedes añadir un poco de vainilla.

Pon a hidratar la gelatina. Luego, vierte en el fondo de cada vasito un poco de mermelada. Calienta la nata, la leche y el azúcar y, cuando alcance unos 50 ºC agrega la gelatina escurrida y mezcla bien hasta que se derrita del todo. Después vierte la mezcla en cada uno de los vasitos y pon a enfriar en la nevera hasta que solidifique. Para decorar puedes colocar directamente los frutos rojos o cubrir primero con otra capa de mermelada.

Si lo prefieres, puedes sustituir esta mermelada y frutos rojos por otros. Prueba a prepararla con mermelada de albaricoque y trozos de melocotón, o mermelada de arándanos y arándanos. De cualquier forma, estos vasitos están muy ricos.

Vasitos ligeros de fruta y yogur

Vasitos de fruta y yogur
Fuente: Pixabay/Caproche

Este es otro de esos vasitos de preparación muy sencilla que incluso pueden hacer los más pequeños. Para que sean verdaderamente ligeros, los yogures y la leche condensada han de ser desnatados, pero también puedes usarlos de los otros.

Necesitas 2 yogures naturales, 40 gramos de leche condensada, 4 cucharadas de granola o de cereales de desayuno y tu fruta favorita. Está muy bueno con fresas, pero también con melocotón, frambuesas, arándanos… Selecciona la que más te guste. Lava y corta en láminas la fruta y reparte por los vasitos. Mezcla la leche condensada con los yogures hasta formar una crema y viértela por encima. Luego cubre con una capa de granola o de cereales. Adorna con algo de fruta. Un vasito perfecto como postre, merienda o desayuno.

Vasitos de tres chocolates

postres
Fuente: Pixabay/TheAskewBox

Para preparar estos vasitos de tres chocolates necesitas 150 gramos de chocolate negro, 150 gramos de chocolate blanco y 150 gramos de chocolate con leche, así como 200 gramos de azúcar blanco, 600 mililitros de nata líquida, 600 mililitros de leche, 3 sobres de cuajada, 100 gramos de mantequilla y 1 paquete de galletas. Puedes usar las de tipo desayuno o la de tipo digestive. Derrite la mantequilla en el microondas y forma una masa con las galletas que deberás repartir en el fondo de cada vasito. Después, deberás preparar por separado las distintas mezclas.

Primero diluye 1 sobre de cuajada en 50 mililitros de leche. En un cazo aparte pon a hervir el chocolate negro con 200 mililitros de nata, 150 mililitros de leche y 75 gramos de azúcar. Justo en el momento en que comience a hervir añade la mezcla anterior y deja a fuego lento unos 4 minutos más. No dejes de remover en todo momento y, cuando vuelva a hervir, retira del fuego. Ya tendrás lista una de las cremas de chocolate. Reparte en cada vasito un poco, y deja que enfríe y solidifique. Repite la operación de igual modo con el chocolate con leche y con el chocolate blanco, y recuerda esperar que se solidifique el anterior antes de añadir la siguiente capa. Una vez estén listos tus vasitos introduce en la nevera unas 4 horas mínimo antes de consumir.

Escritora y redactora gallega. Autora de los libros Las nueve piedras y El Libro del Único Camino, así como de numerosos relatos en revistas de género, colabora asiduamente con sus artículos y columnas de opinión en diversos medios digitales. Con la pasión y la curiosidad que la caracterizan, descubre el mundo a través de su historia, su cultura, sus lugares y sus gentes para difundir y compartir todo tipo de sensaciones y hallazgos. Porque todo viaje comienza con un solo paso.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here