5 decisiones financieras que puedes tomar antes de final de año

8 minutos
pensiones
Fuente: Pixabay/Tumisu

La última semana del año es tiempo de reflexionar. Todos hacemos balance, de una u otra forma, sobre los 12 meses transcurridos y valoramos qué hacer en los siguientes con entusiasmo, aunque no siempre todos nuestros proyectos lleguen a realizarse.

Además, la Navidad es una época en la que hay quien administra su dinero de manera caótica, dejándose llevar por el ambiente de las navidades consumistas que suele rodearnos y provocar algún descalabro en la economía doméstica. Teniendo en cuenta todos esos aspectos, hoy vamos a compartir contigo cinco decisiones financieras que puedes tomar antes de final de año. Puede que alguna te convenza. ¿Te animas a poner la que mejor te venga a prueba?

Suscribir un plan de pensiones

pensiones
Fuente: Pixabay/Tumisu

Si necesitas asegurarte de pagar menos en la declaración de la renta que deberás presentar en el 2022 con respecto al año fiscal del 2021, y le has estado dando vueltas a suscribir un plan de pensiones, contrátalo antes de que acabe el año con una buena aportación.

Ten en cuenta que los planes de pensiones reducen la base imponible del IRPF, con un límite máximo de 2000 euros o del 30 por ciento de los rendimientos del trabajo y de actividades económicas. Así que si tienes pensado suscribirlo, tal vez te venga bien hacerlo antes del 31 de diciembre.

Efectuar donaciones a ONGs

Otra buena decisión financiera en estas fechas, que no solo te beneficiará a ti a la hora de presentar la declaración de la renta, sino también a los que más lo necesitan o al medio en que vivimos, es efectuar donaciones a las organizaciones no gubernamentales (ONG) sin ánimo de lucro, como pueden ser Save The Children y Greenpeace, entre muchas otras.

Las donaciones a este tipo de asociaciones y organizaciones posibilitan desgravar hasta un 80 por ciento del total de dinero aportado. No obstante, el tope máximo de la deducción está limitado al 10 por ciento de la base liquidable, y no se aplica en las comunidades autónomas de Navarra y País Vasco, en las que la deducción es del 25 por ciento y del 20 por ciento respectivamente. Estas donaciones incluyen las cantidades de dinero, las compras y las cuotas de socio que paguen en estas entidades.


Comprar un coche nuevo

coche
Fuente: Pixabay/Pexels

Para el supuesto de que estés pensando en comprar un coche nuevo, el mes de diciembre es perfecto para encontrar las mejores gangas. La adquisición de un vehículo supone un desembolso importante en la economía familiar o empresarial, así que es mejor asumir este gasto en el momento en que más puedas ahorrar.

Ten en cuenta que en el mes de enero se incrementarán los precios y en diciembre los concesionarios realizan su cierre anual. Este conlleva que deben dar salida al stock que almacenan, por lo que negociarán a la baja para vender los vehículos.

Por otro lado, ten en cuenta que si el coche está vinculado a tu actividad profesional, como puede ser el reparto de mercancías, podrás deducir todos los gastos derivados de la compra en este año año fiscal, tanto el IVA como el IRPF.

Poner al día la tarjeta de crédito

tarjeta
Fuente: Pixabay

Antes de que acabe el año es un buen momento para poner al día la tarjeta o tarjetas de crédito si nos hemos excedido en su uso, lo cual puedes hacer con parte de la paga extraordinaria si has contado con ese ingreso extra durante este mes.

Como norma general, debes tener en cuenta que no es aconsejable mantener un saldo pendiente en la tarjeta de crédito de más del 30 por ciento de su límite durante más de 30 días. Mantener un saldo bajo hará que pagues menos intereses y que mantener la tarjeta de crédito no resulte tan costoso. Además, superar esas cantidades afectará a tu historial de crédito y puntuarás de manera negativa si necesitas solicitar un préstamo.


De tal manera, si tienes la posibilidad, abona lo que debas de las tarjetas de crédito y comienza el Año Nuevo sin tener contraídas deudas a través de ellas para iniciar una nueva etapa en tu economía sobre el control del gasto. Si no es posible, ajusta al máximo lo que puedas ingresar para disminuir la cantidad adeudada. Recuerda que si no controlas el uso adecuado de las tarjetas, terminarás en un sobreendeudamiento, puesto que ese dinero no es otra cosa que un préstamo que tendrás que devolver con elevados intereses.

Ahorrar

Ahorrar
Fuente: Pixabay/stevepb

Al margen de los puntos anteriores, que pueden adecuarse o no a tu situación personal, hay uno que debes tener en cuenta: ahorrar. Proponte ahorrar, en la medida de lo posible, a partir del 1 de enero para tener un colchón económico en el caso de que surja algún imprevisto.

Desde luego, para poder ahorrar necesitarás contar con algo de excedente. Para saber si realmente tienes posibilidad de hacerlo, contabiliza adecuadamente tus gastos, puesto que tal vez te sea posible si eliminas los más superfluos o las compras compulsivas. Tendrás que definir tu presupuesto mensual y llevar control del mismo para sacar el máximo partido a tu dinero.

Si te resulta más sencillo, puedes utilizar el método kakebo. Te facilitará la gestión de tus ingresos y el control de tus gastos, y también te ayudará a ahorrar en la medida de tus posibilidades.

Silvia Pato

Escritora y redactora gallega. Autora de los libros Las nueve piedras y El Libro del Único Camino, así como de numerosos relatos en revistas de género, colabora asiduamente con sus artículos y columnas de opinión en diversos medios digitales. Con la pasión y la curiosidad que la caracterizan, descubre el mundo a través de su historia, su cultura, sus lugares y sus gentes para difundir y compartir todo tipo de sensaciones y hallazgos. Porque todo viaje comienza con un solo paso.

Deja una respuesta

Your email address will not be published.