La gelatina, también denominada grenetina, es una sustancia sólida e insípida, sin color, compuesta principalmente por colágeno, que tiene muchos beneficios para la salud. De hecho es uno de los elementos que se emplean en medicina para fortalecer las uñas y el cabello, así como retrasar el envejecimiento de la piel.

Pero la gelatina puedes prepararla y degustarla tú mismo. De tal modo, podrás aprovechar sus beneficios en numerosos dulces saludables, perfectos para toda la familia, y en especial para los niños en etapa de crecimiento. Te damos algunas ideas para preparar recetas de gelatina e incluirla en tus postres y meriendas.

Gelatina de naranja

gelatina de naranja y mandarina
Fuente: YouTube/kiwilimon

Comenzamos con una receta muy sencilla y nutritiva: la gelatina de naranja. Los ingredientes para 4 personas son 3 hojas de gelatina neutra, 125 gramos de azúcar, 1 litro de zumo de naranja y la ralladura de una naranja.

En un cazo, echa el zumo de naranja y el azúcar y revuelve bien. A continuación, añade la ralladura de naranja. Remoja aparte las hojas de gelatina y viértelas luego en el cazo. Remueve bien e introduce en el frigorífico en copas o vasos individuales un mínimo de seis horas. Luego puedes decorarla como desees.

Encontrarás mucha variedad de recetas de gelatina con los cítricos como protagonistas, como la gelatina de naranja y mandarina. Anímate a preparar varias de ellas a ver cuál es la que más gusta en casa.

Gelatina de fresa

gelatina
Fuente: Wikimedia/Juanedc CC BY 2.0

La gelatina de fresa es uno de los sabores favoritos de muchos. No es de extrañar, resulta rico y refrescante para las tardes de verano. Para prepararla de forma natural y no tener que comprarla en el supermercado, coge un kilo de fresas, 150 gramos de azúcar, 100 mililitros de agua y 8 láminas de gelatina neutra.

Lava bien las fresas y córtalas en trozos pequeños. Bátelas hasta conseguir un zumo espeso que deberás colar para quitar las semillas. Aparte, calienta un recipiente a fuego medio con el agua y el azúcar, hasta que rompa a hervir. Después ya puedes añadir esta agua al zumo de fresas y remover bien. Añade las hojas de gelatina, que antes has de poner en remojo, y mezcla de nuevo.

Vacía la gelatina en un molde de silicona si vas a querer desmoldarla o en copas individuales si prefieres servirlas así. Introduce en la nevera para que cuaje durante unas 4 horas como mínimo.

Gelatina con frutos rojos y lavanda

Para preparar gelatina con frutos rojos y lavanda para toda la familia necesitas 2 litros de agua, 1 taza de azúcar, 1 taza de fresas lavadas y cortadas por la mitad, 1 taza de moras, 1 taza de arándanos y una taza de frambuesas, además de esencia de lavanda al gusto.

Calienta el agua en un recipiente al fuego con la esencia de lavanda y el azúcar, hasta que este se diluya por completo. Al romper a hervir, apaga el fuego y separa. Aparte disuelve la gelatina siguiendo las instrucciones del envase y deja reposar 5 minutos para que se hidrate. Luego calienta en el microondas unos 15 segundos y añade a la olla. Mezcla bien.

En un molde coloca la capa de fruta y vierte por encima la gelatina. Introduce en el frigorífico hasta que cuaje. Una vez cuajada puedes desmoldarla y servir.

Gelatina de mango y queso crema

gelatina de mango
Fuente: Youtube/Jennifer Salas Postres

Tienes que probar esta receta más contundente de gelatina, en la que puedes aprovechar los beneficios de una fruta como el mango. Para ponerte manos a la obra y preparar gelatina de mango con queso crema, coge una lata de mango o la pulpa de un mango natural, una tarrina de 180 gramos de queso crema, 3 tazas de leche, 1 taza de azúcar y 4 cucharadas de gelatina neutra, que deberás hidratar en media taza de agua fría.

Pasa por la licuadora o por una batidora potente 2 tazas de leche, el queso, el mango y el azúcar. La otra taza de leche caliéntala aparte y añade la gelatina hidratada. Remueve bien. Luego ya puedes mezclar ambas preparaciones y verter en el molde de silicona. Introduce en el frigorífico hasta que cuaje. Después solo tendrás que desmoldarla y decorar como desees.

Caramelos de gelatina

caramelos de gelatina
Fuente: Pixabay/la-fontaine

Por último, aprende a preparar caramelos de gelatina. Podrás dar a los niños gominolas saludables, hechas en casa y que sabes perfectamente qué ingredientes llevan. Para hacer estos caramelos has de introducir en un cazo 200 mililitros de agua, 1 sobre de gelatina del sabor que prefieras, 2 sobres de gelatina neutra y 300 gramos de azúcar. Pon a calentar a fuego lento y recuerda que no debe hervir.

Esta mezcla tendrás que echarla en moldes pequeños de silicona o en una cubitera de silicona. Con un pincel pinta el interior con un poco de aceite de girasol para luego desmoldarlos fácilmente. Introduce así en la nevera durante unas 12 horas. A continuación, podrás desmoldarlos. Si quieres bañarlas en azúcar este es el momento. Y ya tendrás tus golosinas listas.

Escritora y redactora gallega. Autora de los libros Las nueve piedras y El Libro del Único Camino, así como de numerosos relatos en revistas de género, colabora asiduamente con sus artículos y columnas de opinión en diversos medios digitales. Con la pasión y la curiosidad que la caracterizan, descubre el mundo a través de su historia, su cultura, sus lugares y sus gentes para difundir y compartir todo tipo de sensaciones y hallazgos. Porque todo viaje comienza con un solo paso.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here