Las ensaladas son uno de los platos que más apetece comer cuando llega el buen tiempo, tanto en primavera como en verano. Son refrescantes, ligeras y muy nutritivas, además de que se preparan rápido y las puedes llevar para comer en tus excursiones y salidas al aire libre.

Pero para variar y no terminar preparando siempre la típicas ensalada de lechuga o tomates, hoy vamos a animarte a elaborar algunas en las que las frutas son un ingrediente imprescindible. Apunta estas cinco ensaladas con frutas para refrescarte este verano y da color a tus platos.

Ensalada de frutas con vinagreta de naranja

Ensalada de frutas
Fuente: Pixabay/silviarita

Esta ensalada de frutas tiene como toque especial una estupenda vinagreta de naranja. Como ingredientes para cuatro personas necesitas una lechuga, 10 tomates cherry, 1 manzana, 1 cebolleta, ½ mango, 4 fresones u 8 fresas, 1 granada, 150 gramos de queso fresco y sal. Para la vinagreta de naranja son necesarias 6 cucharadas de zumo de naranja, 2 cucharadas de vinagre de Módena, 2 cucharadas de aceite de oliva extra virgen, 2 cucharadas de mostaza y 2 cucharadas de miel.

Solo tienes que lavar y cortar la lechuga, los tomates y los fresones. Luego pela la cebolla, la manzana y el mango y trocea a su vez. Después desgrana la granada e incorpora los granos a todo lo anterior. Sazona y añade la vinagreta y ya tienes la ensalada de frutas con vinagreta de naranja lista para servir.

Pero recuerda que la vinagreta de naranja podrás utilizarla en otras recetas, pues resulta adecuada para aderezar otros tipos de ensaladas, pero también para acompañar pescados como el salmón o carnes blancas como el pollo. Descubre cuál es el punto exacto como más te gusta y prueba en ese tipo de recetas.

Ensalada de berros con frutas

Si te gustan los berros te sorprenderá lo buenos que están combinados con frutas. Lava unas hojas de berro y 200 gramos de fresones. Por otro lado, pela un par de melocotones o de nectarinas y corta todas las frutas en trozos, más o menos del mismo tamaño. Lava y corta por la mitad 300 gramos de tomates cherry y añade junto a lo demás en un bol. Corta en trocitos 100 gramos de queso fresco mezcla.

Aparte prepara el aliño para la ensalada de berros con frutas con aceite de oliva virgen extra, unos granos de mostaza, vinagre balsámico, sal y pimienta, y luego riega con él. Obtendrás un plato tan refrescante como nutritivo. Y si te gustan las nueces, puedes agregar unas pocas picadas por encima.

Ensalada de sandía y pepino

ensalada
Fuente: Pixabay/mp1746

Otra de esas ensaladas de frutas ideal cuando suben las temperaturas es la ensalada de sandía y pepino. Es muy sencilla. Lava, pela y corta en trozos la sandía y el pepino. Calcula que necesitarás un par de tazas de cada. Vierte los trozos en un bol y añade ⅓ de taza de nueces, un puñado de hojas de menta fresca y la ralladura de un limón.

Luego solo te faltará preparar el aliño en un tazón aparte, donde debes mezclar 1 cucharada de aceite de oliva virgen extra, 1 cucharada de vinagre de manzana, el zumo de un par de limones, un poco de miel, sal y pimienta. Riega generosamente después las frutas y tendrás tu ensalada lista para servir.

Ensalada de higos y jamón ibérico

Una ensalada muy original que seguro que te sorprenderá es la ensalada de higos con jamón ibérico. Necesitas 4 higos, 8 lonchas de jamón, 1 cebolla, lechugas variadas al gusto, unas pocas frambuesas y vinagre balsámico, aceite de oliva, sal y pimienta para aliñar.

Lava las hojas de lechuga y extiéndelas en una fuente. Corta los higos en gajos y ponlos en el centro. Sobre ellos coloca el jamón y saltea por toda la fuente las frambuesas. Luego solo tienes que aliñar al gusto. Si te apetece, puedes añadir queso fresco o mozzarella cortado en trozos.

Ensalada de peras y nueces

nueces
Fuente: Pixabay/_Alicja_

Las peras también pueden ser las protagonistas de tus ensaladas y para la preparación de esta receta solo necesitarás 15 minutos. Para preparar la ensalada de peras y nueces para unas cuatro personas apunta un par de tazas de espinacas, una pera cortada en rebanadas, ¼ de nueces, ¼ de arándanos deshidratados, aunque puedes ponerlos frescos si te gustan más, y ¼ de queso de cabra desmenuzado. Además de las espinacas, puedes añadir otras hojas verdes si lo prefieres o sustituirlas por las que más te gusten.

Para el aliño mezcla una cucharada de miel, una cucharada de mostaza de Dijon, una cucharada de vinagre de manzana, sal, pimienta y media cucharadita de ajo picado. Coloca en un bol todos los ingredientes y riega con este aderezo.

Y recuerda que las ensaladas son una forma estupenda de innovar en la cocina y probar tus propias combinaciones, ya que resulta muy sencillo cambiar algún ingrediente que no sea de tu agrado por otro similar que te guste más. Atrévete a experimentar en base a ellas y pon tu toque de diferencia. ¡Te encantarán!

Escritora y redactora gallega. Autora de los libros Las nueve piedras y El Libro del Único Camino, así como de numerosos relatos en revistas de género, colabora asiduamente con sus artículos y columnas de opinión en diversos medios digitales. Con la pasión y la curiosidad que la caracterizan, descubre el mundo a través de su historia, su cultura, sus lugares y sus gentes para difundir y compartir todo tipo de sensaciones y hallazgos. Porque todo viaje comienza con un solo paso.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here