El reciclaje de papel es de los que siempre hay que tener en cuenta. Resulta imprescindible para proteger nuestro medio ambiente y cuidar nuestros bosques, de manera que se talen menos árboles. Además, todos generamos mucho más papel y cartón del que nos imaginamos, desde las cajas de cereales hasta los paquetes de galletas y los folios donde tomamos notas al estudiar y trabajar.

Para no cometer errores al hacerlo, hoy vamos a repasar los fallos más habituales que cometemos al reciclar papel, para que puedas corregirlo y contribuyas con este pequeño gesto de tirarlo en el contenedor azul correctamente a cuidar nuestro planeta.

Tirar papel sucio en el contenedor azul

Caja de Pizza

Este es uno de los errores más comunes a la hora de reciclar. Uno se encuentra con la caja de la pizza y se piensa que como no es cartón debería ir al contenedor azul, pero eso no es así. Cualquier tipo de papel o cartón que esté manchado con restos de aceite o restos orgánicos debe arrojarse al contenedor de restos o de orgánicos.

Esto es así porque el papel sucio no puede reciclarse en las máquinas así que no lo juntes con el resto. Por ese mismo motivo papeles como el de la carnicería también deben de tirarse en el contenedor de restos.

Tirar cartones y briks en el contenedor azul

Recuerda que la caja de pizza, el papel de cocina, los pañuelos de papel y las servilletas usadas deben ir al contenedor de restos, mientras que los briks, como el cartón de leche, de zumo o de tomate frito, hay que tirarlos al contenedor amarillo, pues en su composición hay papel, plástico y aluminio.

No tirar en el contenedor azul los vasos de café

café
Fuente: Pixabay/Olga1205

Los vasos de café o de té tienen por dentro una película de plástico que es la que evita que se empape de líquido, así que a veces dudamos y terminamos tirándolo al contenedor amarillo. Pues ese es otro error. Este tipo de vasos sí puede arrojarse al contenedor azul, ya que cuando los separan en las plantas de reciclaje los ponen a remojo para que, al ablandarse el cartón, pueda retirarse el plástico. Luego, la masa que procede del cartón se recicla y se transforma en bobinas de papel.

En todo caso, recuerda que la tapa de estos vasos es por completo plástica, por lo que deberás tirarla al contenedor amarillo.

No retirar las grapas ni canutillos

revistas
Fuente: Pixabay/PublicDomainPictures

Otro de los errores más frecuentes cuando intentamos reciclar papel correctamente es tirar al completo las libretas, los cuadernos, las revistas o los álbumes sin reparar en si tienen otros componentes que en ningún caso deberían acabar en el contenedor azul.

Esto es muy importante, porque cualquier objeto que no sea de papel puede dificultar el proceso de reciclaje y obturar las máquinas. Al contenedor azul solo debe arrojarse papel, así que quita las grapas a las revistas, las anillas y canutillos a los álbumes y las libretas, y cualquier otro tipo de componente de metal, plástico, tela o madera. Deberás eliminar los clips, las pinzas, los adornos, los forros plásticos y los botones de cierre de los bolsillos, entre otros.

Esto incluye los sobres con ventana, esos en los que hay una ventana plástica para ver la dirección impresa del folio del interior. Efectivamente, ese plástico no puede ir al contenedor azul, así que habría que separarlo antes de tirar el resto del sobre.

No separar las cajas de bombones o similares

caja de bombones
Fuente: Pixabay

Cuando terminas una caja grande de bombones, no la tires tal cual al contenedor azul. Las cajas de bombones de gran tamaño suelen tener una bandeja de plástico o forrada de aluminio en su interior, la cual deberá ir al contenedor amarillo, al igual que los envoltorios de los bombones. Al contenedor azul solo puedes tirar la parte que es cartón. Todo tipo de envase mixto debe separarse para tirar cada material en su contenedor correspondiente.

De igual modo, no olvides que las cajas de metal de bombones, infusiones o galletas también deben tirarse en el contenedor amarillo para no cometer ninguno de los errores más frecuentes a la hora de reciclar.

No tirar todos los envases de papel

A menudo nos olvidamos de tirar envases de papel que suelen pasar desapercibidos y muchos, sin darse cuenta, tiran a la basura normal. Y es que es sencillo coger y doblar el cartón de una gran caja de galletas o de una caja de cereales, pero hay mucho más del que imaginamos a nuestro alrededor, tanto en la despensa como en las alacenas de la cocina como en el frigorífico.

Así que no olvides tirar el cartón de las cajas de infusiones, los sobres de papel de las infusiones si no están plastificados, las cajas de las cápsulas de café o de los sobres de café instantáneo, las pequeñas cajas de productos de repostería como levadura, gelatinas o flanes, los cartones que envuelven al paquete de varios yogures, las hueveras de cartón o las cajas de cerillas.

Estos son solo un ejemplo, pero comprobarás que a tu alrededor hay muchos más, incluso por otros rincones de la casa como el cuarto de baño, donde no olvides reciclar los tubos de cartón del papel higiénico, al igual que los tubos de cartón del rollo de papel de cocina.

Por último, también te aconsejamos que siempre elijas preferiblemente productos envasados en cartón o papel y no en plástico. Contamina mucho menos y es fácilmente reciclable. No olvides que la reducción de plásticos en nuestro día a día es una meta que todos deberíamos tener. El planeta y la salud nos lo agradecerán.

Escritora y redactora gallega. Autora de los libros Las nueve piedras y El Libro del Único Camino, así como de numerosos relatos en revistas de género, colabora asiduamente con sus artículos y columnas de opinión en diversos medios digitales. Con la pasión y la curiosidad que la caracterizan, descubre el mundo a través de su historia, su cultura, sus lugares y sus gentes para difundir y compartir todo tipo de sensaciones y hallazgos. Porque todo viaje comienza con un solo paso.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here