La cúrcuma es una de las especias más populares en los últimos tiempo por sus beneficios y cualidades, aunque como todo no debe ser consumida en exceso. Pero en su justa medida, y añadiéndola a nuestra dieta en algunas ocasiones, podemos aprovechar algunas de sus propiedades, como las antinflamatorias.

Hoy te proponemos preparar esta media docena de recetas con cúrcuma para incluir esta especia en tu dieta. Le da un color y un sabor a los platos inconfundibles. Seguro que te sorprenden los resultados. ¿Te animas a meterte en la cocina?

Curry rápido de garbanzos

garbanzos
Fuente: Pixabay/jackmac34

Si te gustan las recetas al curry, no puedes perderte esta, fácil y rápida. Para elaborar este curry de garbanzos, necesitas 2 tazas de garbanzos cocidos, 3 tomates, 1 cucharadita de jengibre picado o en polvo, 1 chili verde picado, media cucharadita de cúrcuma, ¼ de cucharadita de comino, ¼ de cucharadita de pimienta molida, ¼ de cucharadita de cilantro picado, media cucharadita de garam masala y un poco de sal.

Caliente un par de cucharadas de aceite de oliva en la sartén y tuesta primero todas las especias. Luego añade los tomates picados y espera unos minutos. A continuación ya puedes agregar los garbanzos y la sal, y mezclar bien. Agrega después una taza de agua, remueve y espera a que reduzca unos 5 minutos.

Y ya tendrás listo tu plato para servir bien caliente.

Coliflor asada a la cúrcuma

coliflor
Fuente: Pixabay/www_slon_pics

Un alimento tan sano como la coliflor todavía resulta más saludable y sabroso si lo preparas con cúrcuma. Para cocina coliflor asada con cúrcuma apunta como ingredientes una coliflor de tamaño medio, una cucharadita de cúrcuma, ¼ de cucharadita de ajo en polvo, ¼ de cucharadita de pimentón dulce, una pizca de sal, una pizca de pimienta negra molida y un par de cucharadas de aceite de oliva.

Precalienta el horno a 200 ºC de temperatura y, mientras, lava y deshaz la coliflor en floretes medianos. Rocía todo después con el aceite de oliva y mezcla con el resto de ingredientes. Después solo tienes que introducirlo en la bandeja del horno, a la que debes haber puesto papel para hornear, y asar a unos 200 ºC durante media hora o hasta que se dore por encima. Recuerda servir bien caliente.

Calabacín con cúrcuma

calabacín
Fuente: Pixabay/Pexels

Si quieres probar a preparar calabacín con cúrcuma, toma nota porque necesitarás, además de 1 calabacín y aceite de oliva virgen extra, un par de cucharadas de cúrcuma, un diente de ajo, 1 cebolla y 1 limón.

Lava el calabacín y corta en pedazos finos y alargados. Luego pela la cebolla y el ajo y pícalos en trozos muy pequeños. Pon la sartén con el aceite al fuego y rehoga el ajo y la cebolla, cuando esta esté transparente añade el calabacín y saltea. Después agrega la cúrcuma y una pastilla de caldo vegetal, aunque esta es opcional, y deja cocer durante 10 minutos. Después agrega la ralladura de un limón y sirve bien caliente.

Arroz con cúrcuma y verduras

arroz
Fuente: Pixabay/balouriarajesh

El arroz con cúrcuma es otra de esas recetas sencillas, saludables y económicas que te sacarán más de un apuro, y además lleva cúrcuma. Para dos personas necesitas 1 taza pequeña de arroz de grano largo, aunque también puedes usar cualquier otro tipo, 1 zanahoria, 1 tomate maduro, 1 puerro, 1 lata de pimientos de piquillo, 1 hoja de laurel, 1 pastilla de caldo de verduras, 1 cucharadita de cúrcuma, sal, aceite de oliva virgen extra y agua.

Vierte un poco de aceite de oliva en un cazo y sofríe un poco el arroz antes de añadir agua según las indicaciones del fabricante, que puedes ver en el envase. Normalmente es taza y media de agua por taza de arroz. Luego añade la pastilla de caldo, la cúrcuma, el laurel y la sal, y luego deja cocer durante unos 20 minutos.

Por otro lado, sofríe en una sartén el puerro y la zanahoria bien picados, ralla el calabacín y el tomate y añade todas las verduras al arroz. Mezcla con cuidado y retira. Puedes cambiar las verduras por las que más te gusten, o incluso servir simplemente el arroz al curry sin ellas como acompañamiento de carnes. Una receta que siempre es un acierto.

Yogur griego con cúrcuma, limón y miel

miel
Fuente: Pixabay/Free-Photos

También puedes usar la cúrcuma para preparar el postre. Ejemplo de ello es el yogur griego con cúrcuma, limón y miel. Echa el yogur griego en un bol y sazónalo con cúrcuma en polvo. Si es la primera vez que lo preparas, no te excedas en la cantidad, vale más que te quedes corto y más adelante ya calcules al gusto cuánta puedes agregar. Luego añade el limón y una cucharada generosa de miel. Remueve bien para que se liguen todos los sabores e ingredientes y sirve en un vaso o copa de cristal bonita. Seguro que los más pequeños se chuparán los dedos.

Escritora y redactora gallega. Autora de los libros Las nueve piedras y El Libro del Único Camino, así como de numerosos relatos en revistas de género, colabora asiduamente con sus artículos y columnas de opinión en diversos medios digitales. Con la pasión y la curiosidad que la caracterizan, descubre el mundo a través de su historia, su cultura, sus lugares y sus gentes para difundir y compartir todo tipo de sensaciones y hallazgos. Porque todo viaje comienza con un solo paso.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here