Cuando llega la primavera apetece mucho más preparar batidos que nos refresquen o que nos llenen de energía para pasear, correr y practicar todo tipo de actividades al aire libre. Y que no te asuste la palabra batido si temes engordar, al fin y al cabo, ni siquiera tienes por qué prepararlos con nata ni grandes cantidades de azúcar. Con leches vegetales o yogur están buenísimos y así resultan un alimento saludable y nutritivo para toda la familia.

Para demostrártelo y animarte a probarlos, te traemos media docena de ideas para hacer batidos caseros que te convertirán en un habitual consumidor de ellos. Los más pequeños de la casa seguro que se apuntan a preparar contigo los que más les gusten. Coge la batidora de vaso o de mano y pongámonos manos a la obra.

Batido de fresas y plátano

batido de fresas
Fuente: Pixabay/ImagesBG

Comenzamos con un clásico: el batido de fresas y plátano. Necesitarás medio plátano maduro, 150 gramos de fresas, que pueden ser congeladas, y 125 mililitros de leche. Puedes elegir la que prefieras, ya sea de almendra, desnatada o semidesnatada.

De igual modo, puedes sustituir la leche por uno o dos yogures naturales, dependiendo de cómo de espeso te guste el batido. Cuando prepares los primeros, te darás cuenta pronto de tus preferencias.

Trocea la fruta y añade la leche o los yogures. Bate hasta que la mezcla sea uniforme. No es necesario añadir azúcar. No obstante, si eres de los que prefieren los sabores muy dulces, puedes agregar una pizca de azúcar moreno o utilizar directamente yogures azucarados.

Batido de frutos rojos y naranja

batido de naranja
Fuente: Pixabay/yana_tik

Otro de esos batidos que es tan rico como saludable, y con el que tomarás una buena cantidad de fruta, es el batido de frutos rojos y naranja. Prepara un zumo de naranja. Necesitarás unos 125 mililitros. Luego corta en trozos medio plátano y añade 125 gramos de frutos rojos congelados. Agrega después 125 mililitros de la leche que prefieras o un par de yogures. Pasa todo por la batidora y podrás degustar un excelente batido frío para tus desayunos o meriendas.

Batido de zanahoria y manzana

zanahoria
Fuente: Pixabay/AhaaRuchi

Con un par de zanahorias medianas o grandes, una manzana verde, medio litro de leche y un par de cucharadas de azúcar, puedes preparar batido para dos y convertir un momento de relax en un instante más especial todavía. Pela y trocea la manzana y las zanahorias, y añade a continuación la leche. Pasa la mezcla por la batidora y cuando esté bien ligada, agrega el azúcar. Vuelve a batir y ya podréis saborear vuestro batido de zanahoria y manzana.

Batido de mango y zanahoria

batido de mango
Fuente: Pixabay/photosforyou

De nuevo te sugerimos un batido en el que la zanahoria, junto con el mango, es la protagonista. Pela y trocea un par de zanahorias de tamaño mediano y un mango bien maduro. A continuación añade un yogur natural o griego, media cucharada de canela, 100 mililitros de leche y una cucharadita de azúcar moreno. Obtendrás un cremoso batido de zanahoria y mango cuyo sabor seguro que te sorprenderá.

Batido de melón y albahaca

melón
Fuente: Pixabay/ImagesBG

Uno de los batidos para el verano más refrescante es el batido de melón y albahaca, que sienta perfecto como merienda o como aperitivo. Se prepara con tres rodajas de melón, media taza de agua, una cucharada sopera de zumo de limón y una cucharada sopera de albahaca. Quita la piel al melón y retira también sus pepitas. Tritúralo y añade las hojas de albahaca, el agua y el zumo de limón. Tritura también hielo para añadir al batido. Déjalo reposar unos instantes antes de beber para que se enfríe adecuadamente. El acompañamiento perfecto para los días más calurosos.

Batido de pepino y kiwi

kiwi
Fuente: Pixabay/PhotoMIX-Company

Entre los batidos verdes, que se pusieron tan de moda en los últimos tiempos, a nosotros nos gusta especialmente el batido de pepino y fruta. Es muy fácil de preparar. Necesitas 150 mililitros de zumo de manzana, un cuarto de pepino, una lima, un kiwi, una pizca de jengibre y una cucharadita de miel o de azúcar moreno. Pela la fruta y córtala en trozos, salvo la lima, que deberás rallar y exprimir. Mezcla todo en la batidora o licuadora y tendrás este saludable batido verde, al que te aconsejamos que añadas una buena cantidad de hielo.

Y recuerda que en cualquier batido las proporciones siempre variarán en función del gusto de cada uno. Hay quien prefiere sustituir la leche por agua, a quien le gusta más sentir el sabor del zumo que de los lácteos, a quien no le gusta nada el dulce… Cuando estés acostumbrado a prepararlos, terminarás orientándote por la textura y sabor y solo necesitarás las medidas como referencias. No tengas miedo a probar y experimentar nuevas combinaciones, ya que es fácil convertirse en experto en el mundo de los batidos.

Escritora y redactora gallega. Autora de los libros Las nueve piedras y El Libro del Único Camino, así como de numerosos relatos en revistas de género, colabora asiduamente con sus artículos y columnas de opinión en diversos medios digitales. Con la pasión y la curiosidad que la caracterizan, descubre el mundo a través de su historia, su cultura, sus lugares y sus gentes para difundir y compartir todo tipo de sensaciones y hallazgos. Porque todo viaje comienza con un solo paso.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here