6 plantas medicinales que puedes cultivar en casa

Las plantas medicinales que puedes tener en casa son siempre una alegría para decorar cualquier rincón del hogar, pero también por sus diversos usos. Toma nota de algunas de ellas.

7 minutos
romero
Pixabay

Si eres de los que tienen plantas en casa, te gusta aprovechar el espacio de tu balcón con alguna jardinera o quieres animarte a comenzar a cultivar alguna planta a la que puedas quitar partido, más allá del decorativo, esto te interesa.

Las plantas medicinales que puedes tener en casa son siempre una alegría para decorar cualquier rincón del hogar, pero también por sus diversos usos. Toma nota de algunas de ellas. ¡Son más fáciles de cuidar de lo que crees!

Plantas medicinales caseras

Tomillo

tomillo
Pixabay

El tomillo es una de esas plantas aromáticas y medicinales que no puede faltar en tu casa. Es un arbusto pequeño y muy bonito, que decorará tu cocina o tu balcón o terraza si lo plantas en una jardinera. Se utiliza para aliviar problemas respiratorios, mejorar los estados catarrales y aprovechar sus propiedades antiinflamatorias a la hora de aplicar en zonas con moratones o golpes.

Además, la infusión de tomillo tiene un efecto diurético y contribuye a una buena eliminación de las toxinas, por lo que también ayuda a prevenir las infecciones urinarias. Y si todo eso no fuera suficiente, resulta imprescindible en muchas recetas de cocina.

Árnica

arnica
Pixabay

La árnica (Arnica montana L. ) es una de esas plantas que se ha utilizado desde hace siglos para aprovechar sus propiedades antiinflamatorias a la hora de diversos preparados medicinales. Seguro que has usado alguna vez alguna crema para las lesiones deportivas que la contiene.

No obstante, has de tener en cuenta que debes tenerla en una zona con buena luz y aislada, puesto que se trata de una planta tóxica, por lo que no debes ingerirla en ningún caso. De tal modo, colócala bien apartada de los niños y las mascotas.


Una vez que tengas flores puedes usarlas para preparar compresas de árnica para colocar sobre contusiones y hematomas. Solo tienes que poner a hervir 250 mililitros de agua y añadir una cucharadita de las flores de árnica. Deja reposar 10 minutos y sumerge una compresa o gasa cuando esté tibia, para luego poner sobre el moratón un par de veces al día. Pero recuerda que no se debe aplicar en heridas con sangrado, cicatrices, ojos ni en heridas abiertas.

Salvia

salvia
Pixabay

La salvia (Salvia officinalis L.) es una de las plantas con más propiedades beneficiosas para la salud que puedes plantar en casa. Alivia los problemas digestivos, los reumáticos, la congestión y la gota, además de los estados febriles.

Resulta fácil cultivarla en interiores porque no soporta el frío, requiere poca agua y lo único que necesitas es un lugar bien iluminado por el sol para colocar la maceta. Lo mejor es que la prepares en infusiones si tienes dolor de estómago o problemas de circulación. Y en la cocina es perfecta para condimentar las carnes.

Albahaca

albahaca
Pixabay

Es una de las hierbas aromáticas imprescindibles en la cocina, pero también con propiedades medicinales que hay que tener en cuenta. Hablamos de la albahaca, una planta sencilla de cultivar a la que le quitarás mucho partido si la tienes en casa. Elige una maceta mediana y no plantes en ella más de un par de esquejes, para que tenga espacio para desarrollarse. No necesita sol directo, pero sí mucha agua, y tampoco aguanta bien el frío, así que es perfecta para cultivar en interiores.

Además de los usos culinarios, puedes preparar con las hojas una infusión de albahaca. Sus beneficios son muchos: alivia los dolores de estómago, los problemas digestivos en general y contribuye a mejorar los catarros y los estados de nerviosismo.


Romero

romero
Pixabay

Si cuentas con un lugar en casa que reciba mucho sol, puedes plantar romero, otra de las plantas medicinales con más utilidades. Es beneficioso para el sistema nervioso y también posee propiedades antiinflamatorias, además de incluir ácido rosmarínico y ácido cafeico, que favorecen la circulación sanguínea y la relajación muscular. Además, su uso resulta muy sencillo a la hora de preparar en infusiones para beber, condimentar las comidas o preparar baños relajantes.

Recuerda cultivarlo en una maceta de tamaño grande, echar abono durante la primavera y regar con frecuencia.

Melisa

melisa
Pixabay

La melisa (Melissa officinalis) es una planta medicinal, también conocida como hierba limón o toronjil, perfecta para tener en casa. Tiene propiedades diuréticas y relajantes, además de ayudar a combatir las digestiones pesadas, la hinchazón abdominal, el dolor menstrual y el mal aliento. La forma más habitual de tomarla es en infusiones, pero también se usa para aliviar las picaduras los insectos y las llagas por vía externa.

Con cualquiera de estas plantas en casa podrás aprovechar sus beneficios y propiedades medicinales, pero muchas de ellas también contribuirán a darle un sabor más apetecible a tus platos y salsas. No dejes de tenerlas en cuenta si estás intentando decidir qué nuevas especies plantar en ese rincón soleado de tu hogar. ¡Les sacarás mucho partido!

Silvia Pato

Escritora y redactora gallega. Autora de los libros Las nueve piedras y El Libro del Único Camino, así como de numerosos relatos en revistas de género, colabora asiduamente con sus artículos y columnas de opinión en diversos medios digitales. Con la pasión y la curiosidad que la caracterizan, descubre el mundo a través de su historia, su cultura, sus lugares y sus gentes para difundir y compartir todo tipo de sensaciones y hallazgos. Porque todo viaje comienza con un solo paso.

Deja una respuesta

Your email address will not be published.