Si te gustan las plantas, seguro que tienes algunas en el interior de casa. Y si tienes la suerte de contar con un balcón, una terraza o un jardín, forman parte de tu día a día. Para el caso de que te apetezca cultivar algún nuevo ejemplar, ten en cuenta que en verano no puedes plantar cualquier cosa.

Pero esta es la mejor estación para cultivar algunas de las flores más bonitas para decorar tu casa. Toma nota de esta media docena de plantas que puedes plantar en verano y no dejes pasar la oportunidad de hacerlo o tendrás que esperar hasta el año que viene.

Cempasúchil

Cempasúchil
Fuente: Pixabay/wingcat

Una de las flores más típicas que podemos encontrar y que alegra cualquier entorno es el clavel. Pues el conocido como tagete, clavel del moro o cempasúchil (Tagetes erecta), flor típica del Día de los Muertos en México, puedes plantarlo en verano.

Necesitas semillas de cempasúchil, que deberás plantar entre 2 y 3 por maceta, las cuales puedes comprar en un vivero o en una floristería. Tienes que regar continuamente para que la tierra esté siempre húmeda y asegurar que cuente con luz solar unas 6 horas diarias.

En un par de semanas, si la cuidas de forma adecuada, alcanzará hasta 5 centímetros.

Geranio

geranios
Fuente: Pixabay

Si hay una planta que luce en las macetas y alegra los balcones de las casas, esa es el geranio. Para cultivarlos a partir de los esquejes, que puedes comprar en cualquier vivero, la época ideal es entre mediados de agosto y mediados de octubre, así como entre principios del mes de febrero y finales del mes de marzo.

La tierra de la maceta debe ser rica en nutrientes, así que lo mejor es que utilices un buen sustrato. Necesita mucha luz para crecer y deberás regarla un par de veces por semana. Las flores del geranio son muy vistosas y los encontrarás en todos los colores. Solo tienes que elegir el que más te guste. Al fin y al cabo, existen hasta 422 especies de geranios, de ahí su variedad y diversidad.

Romero

romero
Fuente: Pixabay/cocoparisienne

Si quieres plantar una de las plantas o hierbas aromáticas que ambientará toda la casa y que cuando florece es preciosa, anímate a plantar romero (Rosmarinus officinalis) este verano, ya que puede sembrarse desde principios de primavera hasta finales del estío.

Debes ponerlo al sol, ya que el romero necesita luz solar directa, y tener suelos bien drenados. No obstante, evita que le den los rayos de sol en las horas de temperaturas más elevadas, pues podrían quemarse sus hojas. En climas fríos, lo ideal es que tengas el romero en maceta dentro de casa, pero si vives en un lugar con clima cálido, estará mejor en el exterior, en el balcón o la terraza.

Si lo cuidas adecuadamente, verás cómo florece en primavera y en otoño. El romero puede utilizarse para cocinar, preparar infusiones, bolsas aromáticas y aceites esenciales. Y queda precioso en la cocina.

Cactus

cactus
Fuente: Pixabay/Free-Photos

La mejor época si quieres sembrar cactus, de forma general, se extiende desde la primavera hasta finales del verano. Según donde residas te resultará mejor una temporada u otra, porque para plantarlos y que germinen sin problema necesitas un mínimo de 20 ºC de temperatura. Lo mejor es que los plantes en un semillero o en una jardinera, con un buen drenaje, y verás cómo comienzan a germinar a la semana o a los 10 días.

Es recomendable cuando empiecen a crecer que los trates con algún fungicida en que los protejan para que no los ataquen los hongos.

Clavelina

Clavelina
Fuente: Pixabay/titosoft

Si vas a plantar con semillas las alegres clavelinas (Dianthus chinensis), puedes hacerlo en verano, así como en primavera y en otoño. De hecho, si vives en una zona de clima suave, puedes cultivarla en cualquier momento del año. Ten en cuenta que las semillas tardan en germinar entre una y dos semanas, y que a los 20 o 25 días ya las puedes trasplantar a su maceta o lugar definitivo.

Cuando las pequeñas flores de las clavelinas se marchiten, recuerda cortarlas, porque de ese modo estarás favoreciendo la siguiente floración. Verás cómo sus flores pueden ser rosas, rojas, blancas, púrpura o con dos colores.

Lavanda

lavanda
Fuente: Pixabay/congerdesign

También puedes plantar la aromática y hermosa lavanda (Lavandula officinalis) en maceta, aunque debe tener entre 30 y 40 centímetros de diámetro, además de ser de terracota y cerámica y estar sin esmaltar ni pintar. Como suele suceder, no olvides los agujeros en la parte inferior para un buen drenaje.

En verano tendrás que regarla siempre que la tierra esté seca, como mínimo, una vez a la semana, mientras que en invierno podrás espaciar el riego. Recuerda que no debes mojar ni las flores ni las ramas de la lavanda, para evitar que surjan hongos.

Escritora y redactora gallega. Autora de los libros Las nueve piedras y El Libro del Único Camino, así como de numerosos relatos en revistas de género, colabora asiduamente con sus artículos y columnas de opinión en diversos medios digitales. Con la pasión y la curiosidad que la caracterizan, descubre el mundo a través de su historia, su cultura, sus lugares y sus gentes para difundir y compartir todo tipo de sensaciones y hallazgos. Porque todo viaje comienza con un solo paso.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here