8 plantas que deberías evitar si tienes mascotas

Ten en cuenta estas 8 plantas tóxicas para las mascotas y asegúrate de tenerlas bien lejos de tu animal de compañía para evitar riesgos.

crotón
Fuente: Pixabay/sandid

Nos encantan las plantas. El verde da un colorido y una vida en nuestros hogares que contribuyen a convertirlos en lugares más apacibles que nos acercan a la naturaleza, además de contribuir con su belleza a nuestra decoración.

Sin embargo, si en la familia tenéis algún miembro peludo, hay que tener mucho cuidado con las que escojáis para evitar riesgos. Ten en cuenta estas 8 plantas tóxicas para las mascotas y asegúrate de tenerlas lejos de tu animal de compañía.

Costilla de Adán

Monstera deliciosa
Fuente: Pixabay/justynafaliszek

La famosa Monstera deliciosa es conocida popularmente como costilla de Adán y, sin duda, es una de las más bellas e imponentes plantas para tener en casa. Sin embargo, debes tener cuidado si en tu hogar hay gatos o perros, porque puede ser muy peligrosa para ellos. Si mastican sus hojas o cualquier otra parte de la planta pueden padecer ardores, salivación excesiva, edemas o hinchazones en la lengua y dificultad para respirar. La ingesta puede llegar a provocar su muerte.

Hiedra

Tanto en el interior de los hogares, en macetas colgantes, como en las fachadas o en los balcones, la hiedra es una de esas plantas trepadoras que adorna nuestras casas como si fuera un manto verde. Pero también has de tener cuidado con los gatos y perros en este caso, y es que también resulta tóxica para ellos. Lo más peligroso son sus frutos, que pueden provocar fiebre, trastornos gastrointestinales y el coma, así como la muerte por asfixia. Algo tan sencillo como el roce de sus hojas puede provocar dermatitis y edemas en las mascotas.

Potos

potos
Fuente: Pixabay/sweetlouise

El potos (Epipremnum aureum) es otra de esas plantas que pueden causar problemas en los animales domésticos. Solo con rozarla o con masticarla, pueden aparecer síntomas como edemas e irritaciones severas, así como problemas estomacales, vómitos, diarreas y arritmias. Si estabas pensando en adquirir uno, lo mejor es que elijas otra planta para evitar riesgos.

Ficus

Una de las plantas más bellas en los hogares son los ficus, pero has de tener especial cuidado si tienes mascotas y eliges alguna especie como el Ficus lyrata, pues su ingesta provoca náuseas y diarreas tanto en perros como en gatos. Esto es debido a que este ficus se caracteriza por una savia con la que se defiende de los depredadores, de ahí que sea un tóxico que la protege, pero que puede hacer daño a nuestros animales de compañía.

Crotón

crotón
Fuente: Pixabay/sandid

Para dar color y alegría una estancia, el crotón es una opción estupenda, aunque si en tu casa hay mascotas, lo mejor es que optes por otra que no suponga un riesgo para ellos. Y es que esta es una de las plantas más tóxicas para los perros, pues una sobredosis puede causarles la muerte. Los síntomas de su ingestión son la salivación abundante, diarreas intensas, vómitos, dolor abdominal, dilatación de pupilas y convulsiones.

Aloe Vera

El aloe vera es una de esas plantas con una gran reputación gracias a todas las cualidades y propiedades curativas que posee, por lo que es utilizada habitualmente en cosméticos y productos medicinales. Sin embargo, tiene afectos adversos para las mascotas, por lo que no es conveniente dejarla cerca de ellas.

El aloe vera resulta tóxico para los gatos y para los perros. Si la ingieren pueden padecer vómitos y espasmos, además de cambios de color en su orina.

Lirio de la paz

El lirio de la paz o espatifilo, una de las plantas ornamentales más fáciles de cuidar, es otra de las que pueden darte más de un disgusto si tienes animales de compañía. Es especialmente peligrosa para los perros, a los que provoca irritaciones en las mucosas y problemas digestivos si la ingieren.

Flor de Pascua

Flor de Pascua
Fuente: Pixabay/stevepb

Cuando se acercan las fechas navideñas, el color rojo de las flores de Pascua (Euphorbia pulcherrima) llena de belleza y calor el otoño y el invierno. Sin embargo, no es recomendable que tengas esta planta en casa si tienes mascotas, aunque si no quieres renunciar a ella colócala en sitios elevados a los que no tengan acceso y asegúrate de que sus hojas no caigan al suelo.

Y es que la flor de Pascua causa problemas digestivos. La savia irritante que las caracteriza provoca diarreas, vómitos y salivación en perros y gatos en caso de que la ingieran. Pero también es peligrosa si su piel o su cabeza entra en contacto con sus hojas, pues pueden causarles secreción ocular, enrojecimiento de la piel, llagas y conjuntivitis.

Tanto en este caso como en los demás, si crees que tu mascota puede haberse intoxicado con alguna de estas plantas u otra que desconoces que sea perniciosa para ellos, lo mejor es que acudas inmediatamente con ella al veterinario, puesto que le diagnosticará y recomendará un tratamiento para que se ponga bien cuanto antes. Ten especial cuidado en caso de los cachorros y los animales más pequeños y delicados, pues el riesgo de las plantas tóxicas para ellos puede ser mortal.

Escritora y redactora gallega. Autora de los libros Las nueve piedras y El Libro del Único Camino, así como de numerosos relatos en revistas de género, colabora asiduamente con sus artículos y columnas de opinión en diversos medios digitales. Con la pasión y la curiosidad que la caracterizan, descubre el mundo a través de su historia, su cultura, sus lugares y sus gentes para difundir y compartir todo tipo de sensaciones y hallazgos. Porque todo viaje comienza con un solo paso.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here