Los productos de limpieza no siempre tienen por qué ser caros, estar agotados o resultar tóxicos, y es que además de utilizar líquidos tales como el vinagre blanco para la limpieza de tu hogar, también puedes echar mano de otros que quizás ni se te habrían pasado por la cabeza.

Como ejemplo de ello, hoy te ofrecemos ocho trucos con kétchup para limpiar tu casa que seguro que te sorprenderán para el caso de que no los conozcas. Anímate a probarlos y a utilizar esta salsa para algo más que para echar a las patatas fritas, adobar tu hamburguesa o tu perrito caliente.

Pulir el cobre

cobre
Fuente: Pixabay/sferrario1968

Uno de los trucos para los que puedes usar el kétchup es utilizarlo para limpiar el cobre. Solo tienes que extenderlo sobre la pieza a limpiar, dejarlo actuar unos segundos y luego retirar, para lo que deberás enjuagarlo. Si el cobre tiene algunas manchas muy oscuras o marcadas, puedes agregar al kétchup un poco de sal y frotar suavemente hasta que desaparezcan. Recuerda también enjuagarlo luego.

Eliminar los olores fuertes

Seguro que alguna vez te ha quedado un olor desagradable o fuerte en un paño de cocina, un mantel o un mandil, pero hay un truco para eliminarlo del todo. Embadurna la tela con el kétchup unos minutos antes de enjuagarlo bajo el agua del frigo. Después, introdúcelo en la lavadora en el programa habitual. Olerá de nuevo completamente a limpio.

Limpiar los objetos de plata

plata
Fuente: Pixabay/cocoparisienne

Los ácidos del tomate que se encuentran en el kétchup provocan que esta salsa pueda utilizarse a su vez para limpiar en profundidad la plata. Aplica un poco de kétchup sobre los objetos de plata, como cubiertos o candelabros, y al cabo de unos segundos retíralo con un paño seco. Te sorprenderá ver cómo la plata recupera su brillo.

Limpiar los objetos de acero inoxidable

Al igual que sucede con la plata y el cobre, el kétchup sirve para limpiar los objetos de acero inoxidable, que suelen ennegrecer como sucede con el cobre. Deberás usarlo del mismo modo y enjuagar o retirar con un paño húmedo. Después sécalos con suavidad.

Limpiar la bisutería

acero inoxidable
Fuente: Pixabay/947051

Ya sean anillos, pendientes o collares de plata o la bisutería en general, podrás dejarla como nueva si la limpias con la salsa de kétchup. Echa algo de salsa en tus manos y frota con ellos esa gargantilla, esos pendientes o esa pulsera sucia y conseguirás que recuperen su brillo. Después de frotarlas, pásalas por agua tibia y sécalas con un paño o una gamuza. Luego ya puedes ponerlas o devolverlas a tus cajitas y joyeros.

Recuerda que tus joyas de oro puedes limpiarlas con pasta de dientes y un paño suave o con una mezcla de sal, vinagre blanco y harina. Entre el kétchup y la pasta de dientes, puedes dejar tus complementos como nuevos.

Limpiar los restos de comida

Tal vez no sepas que el kétchup te servirá de ayuda para eliminar esos restos de comida quemada que pueden quedar incrustados en los platos o en la bandeja del horno cuando ha pasado más tiempo del debido a la hora de limpiarlos. Pues el truco para retirar esos trozos quemados es muy sencillo. Aplica sobre la superficie el kétchup, deja actuar toda la noche y retíralo al día siguiente enjuagándolo.

Eliminar el óxido

grifo
Fuente: Pixabay/Skitterphoto

Para eliminar el óxido de tus utensilios de cocina, adornos, las patas de las banquetas de la cocina, grifos o cualquier objeto de los que se encuentran en nuestra casa, solo has de coger el kétchup. Extiéndelo sobre el óxido que quieres retirar y frota con una esponja o un paño o bayeta de microfibra. Estos últimos son especialmente recomendables para el uso en el hogar porque no rayan y secan muy rápido. Así que los tendrás siempre a punto.

No obstante, si el óxido está muy incrustado también puedes probar a retirar el kétchup de las patas de las sillas oxidadas o de los tubos con papel arrugado de aluminio. Frótalos con este y los dejarás como nuevos.

Limpiar las sartenes

Son muchos los trucos caseros para dejar las sartenes como nuevas, pero deberás tener en cuenta este otro si ya los has probado todos: limpiar las sartenes con kétchup. Extiende una capa de esta salsa en el fondo de la sartén y deja que actúe durante unos 20 o 25 minutos antes de retirarla. Enjuágala bajo el grifo y comprobarás cómo desaparecen los restos de grasa. Luego, procede a limpiar como siempre con el lavavajillas.

Asimismo, si lo que quieres es limpiar esas desagradables manchas amarillentas que, con el tiempo, aparecen en la base de la sartén, la que está en contacto con el fuego, puedes usar el kétchup. Deberás extender una capa de esta salsa sobre la base y esperar durante una media hora para que pueda surtir efecto. Luego aclárala, límpiala como siempre y sécala bien. Combinando ambos trucos la sartén quedará perfecta por dentro y por fuera.

Escritora y redactora gallega. Autora de los libros Las nueve piedras y El Libro del Único Camino, así como de numerosos relatos en revistas de género, colabora asiduamente con sus artículos y columnas de opinión en diversos medios digitales. Con la pasión y la curiosidad que la caracterizan, descubre el mundo a través de su historia, su cultura, sus lugares y sus gentes para difundir y compartir todo tipo de sensaciones y hallazgos. Porque todo viaje comienza con un solo paso.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here