Adoptar un gato: todo lo que debes saber

Te contamos pues todo lo que debes saber antes de adoptar a un gato y poder recibir a tu nuevo amigo en casa con todo lo que necesita.

7 minutos
gato
Pixabay

Si has pensado adoptar una mascota y ya te has decidido a favor de los gatos en vez de los perros, hay algunas cosas que necesitas conocer antes de sumar un nuevo miembro más en la familia. Y es que nunca se dice lo suficiente que un animal no es un juguete. Nos dan lealtad y amor, y nosotros debemos recompensarlos de la misma manera, con la responsabilidad y cuidados que supone ser su propietario.

Por todo ello, una vez que has tomado tu decisión, necesitarás un poco de ayuda. Te contamos pues todo lo que debes saber antes de adoptar a un gato y poder recibir a tu nuevo amigo en casa con todo lo que necesita.

Compromiso

gato
Pixabay

Lo primero que has de tener en cuenta antes de adoptar un gato es que tener una mascota requiere un compromiso. Es un ser vivo que necesita cuidados, atención y dar y recibir cariño, así que no podrás olvidarte de él en el momento de tomar algunas decisiones.

Deberás tenerlo en cuenta a la hora de viajar, porque no podrás hacerlo de la misma manera, y la cantidad de horas que estarás fuera de casa, porque él condicionará parte de tu vida. Por ese motivo, antes de añadir un gato a la familia tienes que estar seguro de que te vas a comprometer a cuidarlo para siempre, y de que no se trata de un capricho.

Razas hipoalergénicas

Una vez estés completamente seguro de la decisión tomada, tendrás que considerar qué raza de gato elegir. De manera general, tienes que ser consciente de que los gatos sueltan mucho pelo.

Si no tienes alergias, no tendrás problema alguno, pero si es así, deberás escoger una de las denominadas hipoalergénicas. Se trata de un tipo de felinos con un pelaje determinado o carente de él que raramente da alergia a sus propietarios.


Gastos

Tener una mascota supone un gasto considerable en el presupuesto familiar. Al principio, requerirá un desembolso para todo lo que necesita: un comedero, un bebedero, un arenero, rascadores, cepillo y una cama cómoda.

Pero debes ser consciente de que va a haber unos gastos fijos al tener un gato. Así te pasará con su comida, las revisiones y las consultas al veterinario, las vacunas y la arena para el arenero, sin olvidar los productos de higiene y los medicamentos si enferma.

Vivienda de alquiler

gato siamés
Pixabay

A efectos prácticos, antes de adoptar un gato, debes saber si puedes tenerlo en casa. En el supuesto de ser propietario de tu vivienda, no tendrás problema, pero si vives de alquiler has de comprobar si tu contrato permite que tengas mascotas.

Si el contrato de alquiler no lo especifica, tendrás que pedir permiso a tu casero. Si te arriesgas a hacerlo sin su autorización, puede que veas como rescinde tu contrato.

Veterinario

veterinaria
Pixabay

Cuando adoptes a un gato de corta edad, deberás acudir con él al veterinario para que lo examine. Este profesional lo desparasitará y pondrá al día su cartilla de vacunación. De igual modo, si lo adoptas con una edad adulta, la consulta al veterinario resultará imprescindible y, en este caso, ya le pondrá el microchip vinculado a tu nombre.


Paciencia

gatito
Pixabay

Los gatos tienen un carácter más independiente que los perros, así que esa obediencia ciega que conseguimos con un perro bien educado, no suele ser tan fácil de alcanzar con un minino.

Deberás armarte de grandes dosis de paciencia para educarlo, porque tendrá tendencia a hacer lo que le venga en gana: desde subir a la mesa hasta comer las hojas de las plantas. Acostúmbralo desde el primer día a dormir en su cama y a tener su espacio particular.

Llegan a todas partes

gato bengalí
Pixabay

Puede que no termines de creértelo, pero es verdad: los gatos llegan a todas partes. Meterse en armarios, subirse a encima de las alacenas, pasear por el escritorio, buscar sus snacks cuando no estés en casa… Organiza los objetos de tu hogar de manera que, incluso si se sube a algún sitio donde no debería, no corra peligro alguno. Y si tienes jardín, vigila especialmente las vallas y muros, que han de alcanzar un mínimo de dos metros de altura.

Dónde adoptar un gato

gato
Pixabay

Tienes muchas opciones para adoptar un gato, adulto o cachorro. Busca en protectoras, centros de acogida de animales y los albergues felinos de tu ciudad o municipio, donde seguro hallarás muchos en busca de un hogar. Lo mejor es que en estos lugares te asesorarán sobre las características de cada raza para hallar la que conviva mejor con tu familia. Además, muchos de estos lugares se ocupan de la primera revisión del veterinario.

Deja que te aconsejen cuál es el gato más adecuado para ti, no solo por el tema de alergias, sino también por su carácter, más o menos sociable, y la cantidad de espacio que necesite para su bienestar en función del lugar en que vivas. Luego, solo tienes que llevártelo a casa y disfrutar de la alegría y la satisfacción que otorga tener en casa un amigo de cuatro patas.

Silvia Pato

Escritora y redactora gallega. Autora de los libros Las nueve piedras y El Libro del Único Camino, así como de numerosos relatos en revistas de género, colabora asiduamente con sus artículos y columnas de opinión en diversos medios digitales. Con la pasión y la curiosidad que la caracterizan, descubre el mundo a través de su historia, su cultura, sus lugares y sus gentes para difundir y compartir todo tipo de sensaciones y hallazgos. Porque todo viaje comienza con un solo paso.

Deja una respuesta

Your email address will not be published.