Inicio Hogar Aprende a leer el etiquetado de los juguetes

Aprende a leer el etiquetado de los juguetes

Hoy te ayudamos a comprender el etiquetado de los juguetes para que puedas elegirlos con seguridad

-

Uno de los regalos estrella de la Navidad son, sin duda, los juguetes. Esos paquetes que regalamos a niños y no tan niños ofrecen horas de diversión, instantes de alegría y ocasiones para coleccionistas frecuentes en época navideña, pero también en celebraciones de cumpleaños u otro tipo de eventos.

La importancia de comprender qué significan sus etiquetas y cómo deben ser resulta fundamental, sobre todo, cuando están dirigidos a los más pequeños. Hoy te ayudamos a aprender a leer el etiquetado de los juguetes y que sepas en qué debes fijarte para cerciorarte de que son seguros.

Etiquetado de juguetes

CE
Fuente: Pixabay

La etiqueta del juguete o su embalaje ha de indicar de forma clara y comprensible los datos del fabricante y/o importador (nombre, razón social y dirección), con el nombre y marca del juguete, y su número de lote, serie, modelo o tipo que facilite su identificación. También ha de incluir la edad recomendada del producto y las instrucciones de uso. Por su parte, los juguetes eléctricos tienen que informar en el etiquetado de su potencia máxima, la tensión de alimentación y el consumo energético.

Todos los juguetes que se comercializan en Europa deben contar obligatoriamente con el marcado CE (Conformidad Europea), el cual asegura el cumplimiento de la normativa legal de la Unión Europea en materia de seguridad, así que debes desconfiar del producto si este símbolo no consta en él. Además, ten en cuenta que el etiquetado al completo debe estar, por lo menos, en castellano, e incluir las advertencias y las instrucciones de utilización.

Advertencias

Juegos
Fuente: Pixabay

Además de ello, las advertencias sobre no recomendar el producto para menores de cierta edad o similares también se muestran en el etiquetado y es otro de los detalles en los que te tienes que fijar antes de comprar el juguete. Esos avisos también deben aparecer de manera visible y comprensible, y acompañar a las instrucciones de uso.

Cuando el juguete no está recomendado para menores de 36 meses la etiqueta tiene que indicarlo («No conviene para menores de tres años», «No indicado para menores de 36 meses» o el  símbolo de prohibición con los números 0-3), señalando el riesgo de su uso por posible asfixia, al contar con piezas desmontables y pequeñas. De igual modo, los juguetes químicos tienen que incluir la advertencia de edad de forma obligatoria, con el añadido de «Utilícese bajo la vigilancia de un adulto». Además, aquellos juguetes considerados de actividad deben indicar «Solo para uso doméstico».

Desconfía de los juguetes que no cuenten con el símbolo de la CE o con el mínimo de advertencias e instrucciones que se les requiere. Se tratará de un juguete falsificado, que no tendrá garantía alguna y supondrá un grave riesgo para los niños que jueguen con un artículo que no ha pasado las pruebas de seguridad de la Unión Europea.

Videojuegos

Código PEGI
Fuente: pegi.info.es

También hemos de tener en cuenta que los videojuegos no son solo para niños, así que para asegurarnos de que los más pequeños se entretienen con los más adecuados para su edad, entender su etiquetado es imprescindible. En las carátulas encontrarás los símbolos correspondientes al propio código que tiene la industria desde el 2003: el Código PEGI (Pan European Game Information), establecido en 38 países europeos. Como resultado, los videojuegos se clasifican por edades en cinco categorías recomendadas: PEGI 3, para mayores de 3 años; PEGI 7, para mayores de 7 años; PEGI 12, para mayores de 12 años; PEGI 16, para mayores de 16 años; y PEGI 18, para mayores de 18 años.

Los PEGI 3 se recomiendan para todas las edades y la diferencia principal con los clasificados como PEGI 7 es que estos pueden asustar a los más pequeños, ya sea por contener escenas visuales o sonidos que provoquen miedo, aunque la violencia es no realista hacia personajes humanos y similares.

De igual modo, el Código PEGI informa, a través de una serie de pictogramas, sobre el contenido del videojuego: si incluye palabrotas; si puede incitar a la discriminación por la representación de comportamientos y estereotipos étnicos, religiosos, nacionalistas o que fomentan el odio; si muestra el uso de drogas; si fomenta o muestra apuestas; si puede asustar a los niños; si muestra desnudos o escenas de sexo; y si contiene violencia.

Como resultado, hay que ser muy cuidadoso a la hora de seleccionar los videojuegos, y supervisar a los niños que los eligen o compran por ellos mismos, ya que en la mayoría de las tiendas los encontrarás seleccionados por plataformas o temáticas, y no clasificados por edades.

Silvia Pato
Escritora y redactora gallega. Autora de los libros Las nueve piedras y El Libro del Único Camino, así como de numerosos relatos en revistas de género, colabora asiduamente con sus artículos y columnas de opinión en diversos medios digitales. Con la pasión y la curiosidad que la caracterizan, descubre el mundo a través de su historia, su cultura, sus lugares y sus gentes para difundir y compartir todo tipo de sensaciones y hallazgos. Porque todo viaje comienza con un solo paso.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Lo más Visto

Las tiendas online mejor valoradas en España

Las compras a través de internet se han multiplicado en los últimos años y no dejan de crecer. Los consumidores aprecian la comodidad de adquirir los productos desde la comodidad de su...