Así deberías reciclar tu viejo microondas

Te contamos cómo debemos reciclar un microondas para que no tengas ningún problema a la hora de proteger y cuidar el medio ambiente.

3 minutos

El microondas es uno de esos electrodomésticos imprescindibles en nuestros hogares. Sin embargo, ese aparato tan útil para calentar, descongelar y cocinar alimentos dura una cantidad limitada de años, por lo que es frecuente que nos veamos obligados a cambiarlo con cierta frecuencia, en comparación con otros electrodomésticos.

Pero cuando esto sucede, ¿qué hemos de hacer? Si tienes dudas, no te preocupes. Te contamos cómo debemos reciclar un microondas para que no tengas ningún problema a la hora de proteger y cuidar el medio ambiente.

¿Cómo debemos reciclar un microondas?

Punto limpio

planta de reciclaje
Fuente: Pixabay

El microondas, al igual que casi todos los electrodomésticos, se recicla por completo, así que solo hay que saber cómo hacerlo adecuadamente. No podemos olvidar que estos aparatos tienen entre sus componentes algunos muy contaminantes que dañarían mucho el medio ambiente y que, en cambio, pueden reutilizarse, así como algunos materiales no biodegradables que durarían décadas en los vertederos.

Por tales motivos, debes tener en cuenta que los microondas que ya no funcionan o viejos han de ser entregados en el punto limpio de tu ciudad, pues este tipo de residuos no puede ser desechado como la basura normal. Para eso hay estos lugares destinados a la recogida de determinados objetos como los pequeños electrodomésticos, que cuentan con un contenedor para ellos solos.

En España, hay que diferenciar en el Punto Limpio Fijo, que está establecido de manera permanente en algún lugar de la ciudad, generalmente en el extrarradio, y el Punto Limpio Móvil, que realiza la misma función pero que se sitúan de manera temporal en determinado lugar de la ciudad por un periodo determinado de tiempo. Puedes acudir a cualquiera de ellos a tirar tu viejo microondas.

Servicio de gestión de residuos

Si no quieres ir tú directamente al punto limpio o te queda muy lejos de casa, puedes informarte sobre los servicios de gestión de residuos que ofrecen algunas tiendas de electrodomésticos, hipermercados o centros comerciales. En algunos casos establecen ciertos días para llevar los artículos de electrónica de mayor tamaño y algunos de ellos puede que te hagan pagar una cuota.

Asimismo, puede que tu ayuntamiento ponga a disposición de los vecinos el servicio de recogida de enseres viejos, de forma gratuita. En este caso en concreto, solo tendrás que llamar para pedir cita y saber cuándo pasan a recogerlo. Ten en cuenta que estos servicios no siempre recogen electrodomésticos y pueden estar especializados simplemente en la recogida de mobiliario, colchones y lámparas. Pregunta antes para asegurarte.

Programas de recompra

Microondas
Fuente: Pixabay/music4life

La opción más cómoda se produce cuando compras el electrodoméstico en algún comercio o tienda que te ofrece el servicio de gestión de residuos gratuito sin que tengas que moverte de casa. Ya sea con el microondas, la lavadora o la nevera, por ejemplo, en el momento en que acudan a entregarte el nuevo aparato, te retirarán el antiguo sin ningún coste. En toco caso, confirma con la tienda el servicio en el momento de la compra y asegúrate de que no haya incremento de precio por ello.

Plantas de fundición

En cualquier caso, ya sea porque llevas tú mismo el electrodoméstico al punto limpio o es entregado por terceros en él, el proceso de reciclaje del microondas es similar. De tal modo, luego son llevados a las plantas de reciclaje donde separan sus componentes por completo para aprovechar todos y cada uno de ellos para darles un nuevo uso.

Todos esos materiales en los que se descompone se trituran para transportarlos con mayor facilidad. Y pasan de nuevo por otra serie de filtros antes de ser llevados a las plantas de fundición. Es en estas donde todos los componentes vuelven a servir al proceso productivo.

Derecho a reparar

reparar
Pixabay

Sin embargo, antes de tomar la decisión de comprar un microondas nuevo o tirar el usado, te aconsejamos que pienses un segundo si será posible arreglarlo. La Comisión Europea aprobó en el 2021 una normativa por la que se obliga a los fabricantes de dispositivos electrónicos y electrodomésticos a garantizar que estos tengan una vida útil de 10 años desde el momento de la compra. A la ley se la conoce como Derecho a reparar.

A efectos prácticos, esto implica que los fabricantes tienen la obligación de poner a disposición del consumidor todas las piezas que necesite para arreglar el aparato si en algún momento este se estropeara. Ten en cuenta que a lo mejor es un pequeño componente el que se ha gastado con el uso y solo con cambiarlo te quedará en perfecto estado.

Pero además de ello, la modificación de Ley General de Defensa de los Consumidores en España, que entró en vigor desde el 1 de enero de 2022, amplía el plazo mínimo de las garantías de los productos de 2 a 3 años y establece un plazo de 5 años para reclamar la avería si se ha producido en este periodo de garantía. Con todo ello, valora si te es posible reclamar la reparación de tu microondas antes de gastar dinero en uno nuevo. Puede que te lleves una sorpresa.



Silvia Pato

Escritora y redactora gallega. Autora de los libros Las nueve piedras y El Libro del Único Camino, así como de numerosos relatos en revistas de género, colabora asiduamente con sus artículos y columnas de opinión en diversos medios digitales. Con la pasión y la curiosidad que la caracterizan, descubre el mundo a través de su historia, su cultura, sus lugares y sus gentes para difundir y compartir todo tipo de sensaciones y hallazgos. Porque todo viaje comienza con un solo paso.

Deja una respuesta

Your email address will not be published.