Recientemente, el Consejo de Ministros aprobó una nueva ley sobre el pan, que desde hace tiempo era demandada por los profesionales del sector. Hasta este momento, la normativa que regulaba la fabricación, circulación y comercio del pan y de los panes especiales era el Real Decreto 1137/1984, aprobado hace más de 30 años.

Así que no es de extrañar que esta nueva regulación haya sido esperada con ansia por los profesionales y particulares, para evitar fraudes, competencia desleal y ventas engañosas de este alimento. Te explicamos hoy todo lo que debes saber sobre la nueva ley del pan y en qué medida te afecta como consumidor.

Pan integral

pan cereales
Fuente: Pixabay

Una de las principales novedades de esta nueva norma hace referencia a los panes integrales. Hasta ahora, cualquier pan que llevara en su composición harina integral, sin importar la cantidad que fuera, podía ser vendido como «pan integral». Pero con esta nueva ley, para poder denominarlo como tal, el 100 % de la harina empleada en su elaboración tiene que ser integral.

Además, los panes integrales y de cereales, elaborados con varios tipos de harinas, deben indicar claramente en su etiquetado cuáles son los porcentajes correspondientes de tales ingredientes.

De igual modo, se establecen los requisitos que deben cumplir el pan de centeno y el pan multicereal. Para ser considerado de centeno, el pan solo debe estar elaborado con ese cereal en concreto, y en el caso del pan multicereal deberá tener, por lo menos, tres harinas distintas, con un 10 % mínimo de cada una de ellas.

Pan artesano

bolla
Fuente: Pixabay

El real decreto también aclara qué es la masa madre, y la define como «una masa activa compuesta por harina de trigo u otro cereal o mezcla de ellos, y agua, con o sin adición de sal, sometida a una fermentación acidificante cuya función es asegurar la fermentación de la masa del pan».

Para evitar confusiones, también se regula el pan artesanal. Se considera que el pan está hecho de forma artesanal cuando el factor humano prima frente al mecánico, y se cumplan una serie de requisitos establecidos en la ley. Con todo ello, se podrá indicar en el etiquetado que se trata de pan artesanal o pan artesano. De igual forma, en lo que respecta al pan de leña solo podrá llamarse así al que haya sido cocido íntegramente en horno de leña, cuyo combustible sea exclusivamente la leña.

Pan común

panes
Fuente: Pixabay

El real decreto también amplía la denominación de «pan común» a otros tipos de pan que antes no eran considerados como tal, como el pan de centeno, el pan bajo en sal, etc. Aunque pueda parecer que esto no tiene importancia, la tiene para nuestros bolsillos, ya que hasta este momento, mientras que el pan común tenía un tipo de IVA superreducido del 4 %, que se aplica a los productos de primera necesidad, el resto de los panes tenían el 10 %. Con la nueva ley, todo esto cambia y también pasarán al 4 % de IVA, al estar incluidos bajo esa categoría de «pan común».

Artículo anteriorLos alimentos que nunca caducan
Artículo siguienteSeis regalos para el Día de la Madre que puedes hacer tú
Escritora y redactora gallega. Autora de los libros Las nueve piedras y El Libro del Único Camino, así como de numerosos relatos en revistas de género, colabora asiduamente con sus artículos y columnas de opinión en diversos medios digitales. Con la pasión y la curiosidad que la caracterizan, descubre el mundo a través de su historia, su cultura, sus lugares y sus gentes para difundir y compartir todo tipo de sensaciones y hallazgos. Porque todo viaje comienza con un solo paso.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here