Si te has animado a tener tu propio barril de lluvia, dispones en tu vivienda de un sistema de recogida de agua pluvial o la almacenas en algún cubo o regadera en el exterior, ya sea en el patio, el jardín, la terraza o el balcón, son muchos los usos que puedes dar a tan preciado líquido para no derrochar ni una sola gota.

Con ese sencillo gesto cuidarás el medio ambiente y aprovecharás bien la energía y las fuentes que la naturaleza nos suministra para reducir tu huella ecológica. Por nuestra parte te ofrecemos estas cinco ideas para reciclar el agua de la lluvia para que no malgastes nada de nada.

Lavar el coche

Lavar el coche
Fuente: Pixabay/kaboompics

Una de las mejores opciones para aprovechar el agua de lluvia es lavar el coche, aunque este consejo se hace extensible a cualquier tipo de vehículo. Ya sea la moto o la bicicleta, el agua de la lluvia es un líquido perfecto para ello.

Utilizar el agua de lluvia para lavar el vehículo resulta tan cómodo como práctico, ya sea si la has acumulado en una regadera o si adaptas una manguera al barril de lluvia. Además, también podrás calcular la cantidad que necesitas sin necesidad de malgastar agua corriente.

Regar plantas y cultivos

Regar
Fuente: Pixabay/pasja1000

Uno de los usos más obvios, pero también de los imprescindibles, es utilizar el agua de lluvia para regar plantas y cultivos. Riega con ella tu jardín, las plantas en sus macetas, el césped o algún pequeño huerto, en el caso de que lo tengas, y contribuirás con ello a que el ciclo de la naturaleza se siga cumpliendo sin malgastarla. Además, resulta un agua muy beneficiosa para las plantas puesto que no lleva ni cal ni cloro en su composición.

Fuentes y jardines

estatua
Fuente: Pixabay/rumpel

Si eres de los que tienen alguna fuente decorativa en el jardín, lo mejor es que utilices el agua pluvial para su funcionamiento y no malgastes el agua del pozo o el agua corriente. Podrás seguir contando con este elemento decorativo para refrescar tu finca con un gesto tan ecológico como alimentarlo con el agua de lluvia.

Limpiar cristales y suelo

Fregar
Fuente: Pixabay/klimkin

El agua de lluvia resulta perfecta para la limpieza de cristales y de los suelos porque no tiene cal alguna, de manera que también puedes beneficiarte de su uso en la limpieza del hogar. Si tienes una cantidad limitada, te aconsejamos que la reserves para las ventanas y los suelos más delicados. Y que cada cierto tiempo recuerdes limpiar el depósito de agua donde la almacenes o bien el barril, cubo o regadera.

Limpieza de sanitarios

Limpieza de sanitarios
Fuente: Pixabay/midascode

De igual modo, el agua de lluvia puede ser reutilizada en las cisternas y en la limpieza de los sanitarios, así que puedes aprovecharla para ello. En definitiva, el agua de lluvia te servirá para cualquier uso que requiera agua y que no sea necesario que sea potable, por lo que es adecuada para las tareas domésticas. Aprovéchala cuando puedas. El planeta de lo agradecerá.

Escritora y redactora gallega. Autora de los libros Las nueve piedras y El Libro del Único Camino, así como de numerosos relatos en revistas de género, colabora asiduamente con sus artículos y columnas de opinión en diversos medios digitales. Con la pasión y la curiosidad que la caracterizan, descubre el mundo a través de su historia, su cultura, sus lugares y sus gentes para difundir y compartir todo tipo de sensaciones y hallazgos. Porque todo viaje comienza con un solo paso.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here