Cinco remedios ecológicos para espantar a los mosquitos este verano

7 minutos
limón
Limón con clavos de olor/Foto: Pixabay

Con las altas temperaturas llegan los mosquitos. Las picaduras de estos insectos pueden ser muy molestas e incluso provocarnos algún problema de salud, así que lo mejor es prevenir y evitar que nos piquen.

Para repeler a estos y otros insectos y evitar sus picaduras, podemos recurrir a alguno de estos cinco remedios ecológicos para espantar a los mosquitos este verano. Puede que ya conozcas uno o dos de ellos, pero merecen la pena tenerlos todos en cuenta, porque realmente funcionan.

Plantas aromáticas

Lavanda
Plantas Aromáticas – Pixabay

Las plantas aromáticas son una estupenda opción para tener en casa, y no es la primera vez que te hablamos de ellas. Pero es que resultan perfectas para iniciarse en la jardinería y decorar cualquier rincón del hogar. Además, muchas de ellas sirven para cocinar. Pues a todos estos beneficios y virtudes hay que añadir que resultan muy útiles para espantar a los mosquitos.

Esto sucede así porque a estos y otros insectos no les gustan nada los olores intensos, sobre todo, los que proceden de plantas como la menta, la lavanda y la albahaca, así como de la famosa citronela. Coloca las macetas con las plantas aromáticas en el balcón o en tus ventanas y evitarás que los molestos mosquitos entren en tu casa.

Cítricos con clavos

limón
Limones con clavos aromáticos – Pixabay

El limón y la naranja son dos cítricos con los que puedes preparar sin problema un remedio para ahuyentar a los mosquitos. Solo tienes que cortarlos a la mitad y clavar en la parte interior y carnosa algunos clavos aromáticos.

La combinación del ácido cítrico con el fuerte olor de los clavos de especia resulta tan intensa que los mosquitos se alejarán. Puedes colocarlo en la mesilla de noche o en las habitaciones donde con más frecuencia veas que aparecen. Y si quieres evitar que entren en casa, también puedes poner alguno en el alféizar de las ventanas.

Aceite de eucalipto

eucalipto
Hojas de eucalipto – Pixabay

El aceite de eucalipto resulta muy práctico para repeler a los mosquitos. Puedes usarlo de dos maneras distintas: ponerlo directamente en el cuerpo para que no te piquen, esparciéndolo en las zonas de la piel expuestas, o preparar un insecticida ecológico y casero con él.

Para preparar este insecticida natural necesitas diluir 40 gotas de aceite esencial de eucalipto en 200 mililitros de agua tibia. Remueve bien y vierte el líquido en un recipiente con pulverizador. Luego, podrás repartirlo por toda la casa. Verás cómo aquellos lugares donde has pulverizado están a salvo de los mosquitos. Lo mejor es que te acostumbres a utilizar este u otros insecticidas caseros a última hora de la tarde o a la noche, antes de irte a la cama.

Además, si vives en una zona donde tienes la posibilidad de coger hojas de eucalipto en el bosque, puedes preparar tu insecticida casero del modo más económico. Echa 250 gramos de hojas de eucalipto en un litro de agua y pon a hervir en torno a 45 minutos. Con la mezcla todavía caliente, pulveriza con ella las zonas de tu casa donde quieres que no entren los mosquitos. Resulta muy efectivo y es un ambientador fabuloso.

Manzanilla

manzanilla
Manzanilla – Pixabay

Al igual que el eucalipto, la manzanilla es uno de los productos naturales más efectivos para hacer frente a los mosquitos y a sus picaduras. Solo tienes que preparar una mezcla con un litro de agua y 200 gramos de manzanilla, que deberás poner a hervir alrededor de media hora. Espera a que enfríe y, después, puedes frotar por todo el cuerpo o aplicar en aquellas zonas que vayas a tener expuestas.

De igual modo, puedes empapar algodones en ese líquido y colocarlos en un tarro de cristal para tener en tu dormitorio durante la noche. Colócalo cerca de la cama y comprobarás cómo los mosquitos no se acercan.

Café

café
Café – Pixabay

Tal vez no conozcas el truco de repeler a los mosquitos con posos de café. Pues es muy sencillo hacerlo. Solo deberás recoger los posos o restos del café molido y colocarlos en un bol o un cuenco. Espera a que sequen del todo y, después, podrás usarlos como repelente ecológico. La forma de hacerlo es simple. Tienes que quemar los posos con una cerilla. Este humo ahuyentará a esos molestos insectos en la habitación donde se propague.

Pero no es el único método para repeler a los mosquitos con café. Puede que a nosotros su olor nos encante, pero ellos lo detestan. Si quieres preparar un insecticida natural de café para pulverizar las esquinas del jardín, de la terraza o de las ventanas y evitar que entren en casa, solo tienes que preparar café y mezclar con agua a partes iguales. Luego solo deberás remover bien y rellenar el pulverizador con este líquido. Y si quieres que sea más potente, solo tienes que añadir a la mezcla un poco de vinagre.



Silvia Pato

Escritora y redactora gallega. Autora de los libros Las nueve piedras y El Libro del Único Camino, así como de numerosos relatos en revistas de género, colabora asiduamente con sus artículos y columnas de opinión en diversos medios digitales. Con la pasión y la curiosidad que la caracterizan, descubre el mundo a través de su historia, su cultura, sus lugares y sus gentes para difundir y compartir todo tipo de sensaciones y hallazgos. Porque todo viaje comienza con un solo paso.

Deja una respuesta

Your email address will not be published.