Aunque la idea más fácil cuando se estropea una prenda de ropa es tirar con ella y comprar otra, hemos de ser conscientes de que, en ocasiones, es posible darle algún retoque o transformarla para seguir utilizándola, disminuir nuestra huella ecológica y ahorrar unos euros. Si te animas a ello, te apuntamos cinco trucos de costura básicos para no tirar tu ropa, y para los que tampoco es necesario que seas una persona demasiado diestra con esto de la aguja y el hilo.

1Pantalones

Fuente: Pixabay

El dobladillo de los pantalones, sobre todo, si hablamos de unos vaqueros, es uno de esos factores con los que puedes cambiar por completo el aspecto de una prenda tan básica, ya sea porque te has cansado de ellos, porque los bajos están muy desgastados o porque se han deshilachado. En el caso de los jeans, puedes doblarlos dándoles un par de vueltas, sin necesidad de echar mano de la aguja, mientras que en los pantalones en general, puedes modificar el largo convirtiéndolos en unos pantalones corsarios o piratas. En este caso, puedes dar unas puntadas o utilizar cinta de dobladillo que se coloca con plancha y sin coser.

No olvides que cortar los pantalones largos es sumamente útil si tienes niños pequeños. Si esos pantalones les sirven, aunque hayan crecido, no dudes en transformarlos en un pantalón corto. Les sacarás muchísimo partido.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here