Aunque la idea más fácil cuando se estropea una prenda de ropa es tirar con ella y comprar otra, hemos de ser conscientes de que, en ocasiones, es posible darle algún retoque o transformarla para seguir utilizándola, disminuir nuestra huella ecológica y ahorrar unos euros. Si te animas a ello, te apuntamos cinco trucos de costura básicos para no tirar tu ropa, y para los que tampoco es necesario que seas una persona demasiado diestra con esto de la aguja y el hilo.

2Parches

Fuente: Pixabay

No podemos ignorar que uno de los métodos más fáciles cuando se rompe una cazadora o un pantalón y queremos seguir usándolos, es tapar el roto con un parche. De hecho, es muy fácil, pues para colocar los parches adhesivos basta usar la plancha, por lo que ni siquiera necesitarás coser. No obstante, puedes dar unas puntadas alrededor del parche para mayor seguridad en el caso de que este sea de gran tamaño o la prenda sea para los niños. Otra opción es decorar ese agujero pasando un hilo algo grueso plateado, dorado o de colores, con el que incluso puedes hacer dibujos geométricos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here