En la actualidad es más frecuente encontrar en las casas botes de jabón líquido. Sin embargo, ya sea el emblemático jabón para la ropa que usaban nuestras abuelas, los jabones de belleza o los jabones de manos, las utilidades del jabón en pastilla son tales que te aconsejamos que no dejes de tener alguno en casa.

Si no lo tienes del todo claro, aquí van cinco trucos con una pastilla de jabón que te facilitarán la vida y que, seguramente, harán que en tu próxima cesta de la compra la incluyas, si es que no tienes alguna ya.

Fabricar ambientadores

Jabones
Fuente: Pixabay

Utilizar las pastillas de jabón como ambientadores es un clásico, aunque asemeje que está costumbre esta cayendo en desuso. Si envuelves la pastilla de jabón en papel o preparas bolsitas de fina tela decorativas y las introduces en armarios y cajones en los que guardas la ropa, aromatizarás esta de una forma muy agradable. También puedes adquirir las pastillas que se venden ya en cajitas o similares que sirven para introducir directamente en aquellos.

De igual modo, este truco es válido para ambientar tu automóvil. Y si eres de los que viajan a menudo, recuerda que llevar una pastilla de jabón así dentro de tus maletas hará que tu ropa tenga un agradable aroma a fresco y recién lavado.

Desatascar cajones y puertas atascadas

Seguro que más de una vez has tenido problemas con un cajón atascado o una puerta que no se desliza bien. La solución es muy sencilla. Frota con una pastilla jabón los rieles y verás cómo, gracias a ello, se deslizarán de nuevo sin ningún problema.

Quitar manchas difíciles

jabones
Fuente: Pixabay

A menudo nos encontramos con una mancha difícil de limpiar en la ropa y nos preocupamos en comprar productos de elevado precio o agresivos que, en ocasiones, no cumplen lo que prometen. Antes de intentar esas opciones más costosas, debemos recordar que la pastilla de jabón es perfecta para eliminar esas manchas más engorrosas de la ropa, como las de grasa o barro.

Para ello, has de humedecer la zona manchada y frotarla con la pastilla. Luego déjala reposar un buen rato y, a continuación, ya la puedes meter en la lavadora. Si utilizas una de esas míticas pastillas de jabón para la ropa de las de toda la vida, mejor que mejor.

Tapar agujeros

Si has cambiado algún cuadro de sitio, te has equivocado en el punto en el que tenías que taladrar o ha quedado al descubierto en las paredes de tu casa algún pequeño agujero que, en su momento, tenía una punta o una alcayata, la pastilla de jabón también te será de utilidad. Frota con la pastilla el agujero de la pared y verás cómo queda disimulado y tapado. Pero para que este truco funcione y tu pared quede perfecta, has de tener en cuenta que el jabón que utilices ha de tener el mismo color que la pintura con la que la hayas decorado.

Trucos de costura

Tres son los trucos de costura para los que no debes olvidar tu pastilla de jabón. Es perfecta para marcar los bajos y los dobladillos, ya que facilita el coser y no deja marcas. También puedes usarla para impregnar las agujas y posibilitar así que se deslicen mejor. Por último, ten en cuenta que una cremallera atascada solo requiere que frotes el jabón en pastilla por ella para que vuelva a subir y bajar como si fuera nueva.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here